Detienen a 40 en marcha propalestina en París

La manifestación de cinco mil personas no estaba autorizada y derivó en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad.
Los agentes emplearon gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes que se enfrentaron en una batalla campal en la plaza contra las fuerzas del orden y ocasionaron un número indeterminado de heridos, destrozos en una parada de autobús y en locales comerciales.
Los agentes emplearon gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes que se enfrentaron en una batalla campal en la plaza contra las fuerzas del orden y ocasionaron un número indeterminado de heridos, destrozos en una parada de autobús y en locales comerciales. (Reuters)

París

Agentes de la policía francesa detuvieron al menos a 40 personas en una manifestación propalestina sin autorización, que se realizó hoy en la capital francesa y que terminó de forma violenta, anunciaron fuentes oficiales.

En la Plaza de la República de la capital francesa se concentraron la tarde de este sábado alrededor de cinco mil manifestantes, pese a las advertencias lanzadas por las autoridades contra la manifestación.

Luego de comenzar en calma, tras dos horas del inicio de la reunión, grupos minoritarios de jóvenes encapuchados se enfrentaron a los granaderos del Cuerpo Republicano de Seguridad (CRS) y destrozaron mobiliario público.

El grupo lanzó piedras, diversos objetos y bombas molotov contra las fuerzas de seguridad que fueron desplegadas en gran número a la histórica plaza parisina.

Los granaderos y agentes de policía vestidos de civil intervinieron en ese momento y detuvieron a 40 de los integrantes de los grupos más violentos, según un primer balance oficial.

Los agentes emplearon gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes que se enfrentaron en una batalla campal en la plaza contra las fuerzas del orden y ocasionaron un número indeterminado de heridos, destrozos en una parada de autobús y en locales comerciales.

Algunos miembros de los grupos más violentos de la manifestación, convocada en condena de los bombardeos israelíes sobre la Franja de Gaza, quemaron banderas israelíes y gritaron lemas como “Israel asesina”.

“Tuvieron comportamientos criminales contra gente que estaba allí tranquilamente”, declaró a la prensa el vocero del ministerio francés del Interior, Pierre-Henri Brandet.

El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, había advertido la mañana de este sábado que “los organizadores serían los únicos responsables en caso de incidentes y podrían ser condenados a sanciones penales”.

La manifestación de hoy fue la segunda de este tipo que las autoridades prohíben en París, luego de otra convocada el sábado pasado que se celebró sin permiso oficial y que terminó también en un enfrentamiento con numerosos detenidos y destrozos.

Los abogados de los que convocaron a la manifestación de este sábado pidieron ante una Corte Administrativa de París levantar la prohibición, y esta mañana, ante la negativa, propusieron celebrar una concentración que tampoco fue autorizada.

“Esta prohibición es extremadamente grave. El gobierno está prohibiendo un derecho fundamental” declaró a la prensa el miembro de la organización Movimiento Joven Palestino (PYM por sus siglas en inglés) Omar Alsoumi, uno de los convocantes de la protesta.

La prohibición o la autorización oficial de estas manifestaciones ha provocado una polémica en Francia. Algunos observadores consideran que es mejor que sean autorizadas para evitar la provocación a la violencia ante la frustración de no poder manifestarse.

El gobierno francés estima, sin embargo, que algunas marchas no pueden ser autorizadas porque los convocantes no ofrecen garantías de seguridad suficientes de que no se producirán incidentes violentos.

El miércoles, el gobierno francés aprobó la realización de una manifestación en París contra los bombardeos israelíes en la Franja de Gaza que se celebró de manera pacífica y en la que participaron entre 15 mil y 25 mil personas.