Recibe Hollande a dirigentes extranjeros que irán a marcha

El presidente francés recibió a cerca de 50 autoridades que participarán en la gran manifestación prevista en París en homenaje a los fallecidos al ataque a la revista Charlie Hebdo.
El presidente francés François Hollande con su homólogo español Mariano Rajoy.
El presidente francés François Hollande con su homólogo español Mariano Rajoy. (EFE)

París

El presidente francés, François Hollande, recibió hoy en el Elíseo a los cerca de 50 dirigentes extranjeros que participarán en la gran manifestación prevista para esta tarde en París.

Entre otros, se acercaron al Elíseo el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el presidente palestino, Mahmud Abás, que posaron para los fotógrafos por separado, al igual que Mariano Rajoy, presidente del Gobierno español.

También acudieron a la convocatoria de Hollande el primer ministro británico, David Cameron, y la canciller alemana, Angela Merkel.

"Nos manifestaremos juntos en defensa de nuestros valores y de los asesinados en el Charlie Hebdo", escribió Cameron en su cuenta de Twitter al llegar al Elíseo.

Previamente, el mandatario francés recibió a ex presidentes de Francia como el actual jefe de la oposición, Nicolas Sarkozy, y ocho ex primeros ministros.

Según dijo Hollande a sus ministros, en un encuentro previo "París es hoy la capital del mundo" con la manifestación contra el terrorismo que comienza a las 15:00 hora local (14:00 GMT).

"El país entero va a mostrar lo mejor que tiene" en esta jornada, apuntó el presidente de Francia.

Hasta un millón de personas se esperan en las calles de París para la llamada "marcha republicana" contra el terrorismo y por la tolerancia, en repulsa por el terrorismo y defensa de la libertad de expresión y la tolerancia.

La manifestación es un homenaje a los doce fallecidos el miércoles en el atentado contra la revista satírica francesa Charlie Hebdo, el asesinato el jueves de una policía francesa en plena calle y la toma de rehenes el viernes en un supermercado judío, donde murieron cuatro rehenes.

Los tres yihadistas que cometieron los atentados fueron abatidos el viernes en sendos asaltos de las fuerzas especiales francesas.