Marchan en España para pedir un cambio en la política actual

Miles de personas reclaman una nueva manera de hacer política en España, en referencia a las próximas elecciones generales previstas para final de este año.
Los manifestantes se reunieron en la céntrica Puerta del Sol.
Los manifestantes se reunieron en la céntrica Puerta del Sol. (AFP)

Madrid

Miles de personas participan hoy en una manifestación convocada por el partido Podemos, en la que han llamado "marcha del cambio" para reclamar una nueva manera de hacer política en España.

Este nuevo partido rechaza la actuación de los políticos tradicionales, a los que llama "casta" y se presenta como alternativa al bipartidismo tradicional de la política española, dominada por el Partido Popular (PP, centroderecha) y los socialistas del PSOE.

A la que han llamado "la marcha del cambio", asisten simpatizantes de toda España para advertir al Gobierno de que "empieza su cuenta atrás", en referencia a las próximas elecciones generales previstas para final de este año.

La manifestación recorre el centro de Madrid y finaliza en la céntrica Puerta del Sol, donde está previsto que hable el líder del partido, Pablo Iglesias.

Iglesias, junto a otros dirigentes de Podemos, como Iñigo Errejón o Luis Alegre, acompañaron desde la segunda y tercera fila a los ciudadanos que encabezaban la marcha, bajo banderas republicanas y de Podemos.

Al grito de "tic-tac", "Casta volvemos, somos Podemos" o "Rajoy: cuenta las horas", los participantes comenzaron la marcha por el centro de la capital, mientras que aclamaban a Iglesias con gritos de "¡presidente-presidente!".

A la manifestación acudieron personalidades políticas como el eurodiputado y fundador del Partido de Izquierda francés, Jean-Luc Mélenchon.

Para asistir a la convocatoria, se trasladaron a Madrid más de 260 autobuses desde distintos puntos de España.

Durante la marcha, el dirigente de Podemos Juan Carlos Monedero afirmó que 2015 "es el año del cambio" y que esta manifestación supone una "demostración de alegría e ilusión de la gente golpeada por la crisis".