Con gas lacrimógeno frenan marcha contra Constituyente

La manifestación, que pretendía llegar al Palacio Legislativo donde se instaló la Asamblea Constituyente en Venezuela, fue disuelta con bombas lacrimógenas por los cuerpos de seguridad.

Caracas

Una marcha contra la Asamblea Constituyente instalada hoy en Venezuela, que la oposición califica como una maniobra para instaurar una "dictadura", fue disuelta con bombas lacrimógenas por los cuerpos de seguridad.

TE RECOMENDAMOS: Instalan Asamblea Constituyente en Venezuela

"La Constituyente solo ofrece perdigones, bombas y violencia al pueblo venezolano (...) Es odio, muertes y represión", denunció el diputado opositor José Manuel Olivares, después de que policías dispersaran a unos dos mil manifestantes que se movilizaban en el este de Caracas.

Al final de la tarde se registraban disturbios en la zona.

La manifestación pretendía llegar al Palacio Legislativo, ubicado en el centro de la capital, donde fueron juramentados los delegados de la Constituyente, un poder "plenipotenciario" que regirá el país por tiempo indefinido.

Sin éxito, la oposición intentó bloquear la Constituyente impulsada por el presidente Nicolás Maduro, entre protestas que dejan unos 125 muertos en cuatro meses.

"No vamos a ceder", afirmó, sin embargo, la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en Twitter.

La ex canciller Delcy Rodríguez, elegida como presidenta de la Constituyente, anunció que ese cuerpo comenzará a sesionar el sábado, al prometer que habrá "justicia" por los incidentes violentos en las protestas contra Maduro y repudiar cualquier "interferencia extranjera".

La Constituyente se instaló pese a la creciente presión internacional.

El Vaticano pidió este viernes suspenderla, porque considera que fomenta "un clima de tensión", sumándose así a la exigencia de Estados Unidos, la Unión Europea y una decena de países latinoamericanos.

Mientras la marcha era disuelta, una comisión especial del Parlamento -de mayoría opositora- se reunió con expertos electorales para investigar lo que tilda como un "fraude" en la elección de los 545 miembros de la Constituyente realizada el domingo pasado, sin la participación de la oposición.

El poder electoral anunció que ocho millones de venezolanos participaron en las votaciones, pero la empresa proveedora de tecnología para el proceso alertó que las cifras fueron "manipuladas".

AER