Tras amenaza de Norcorea, Guam publica manual

El manual relata qué hacer antes, durante y después de un ataque nuclear; sugiere tener un plan y kit de emergencia e indica cómo lavarse para quitarse el material radiactivo.
Entrada de la base área estadounidense en la isla de Guam.
Entrada de la base área estadounidense en la isla de Guam. (Reuters)

Washington

Las autoridades de Guam publicaron hoy una guía de emergencia para ayudar a que los residentes se preparen en caso de un posible ataque nuclear, después de que Corea del Norte amenazó con lanzar misiles en las cercanías del territorio estadunidense en el Océano Pacífico.

TE RECOMENDAMOS: Soluciones militares están listas, advierte Trump a Norcorea

La agencia estatal de noticias norcoreana KCNA dijo que el ejército completará a mediados de agosto sus planes para lanzar cuatro misiles de alcance intermedio sobrevolando Japón para caer junto a Guam, en un momento en que la retórica entre Pyongyang y Washington es cada más agresiva.

Aunque el gobernador de Guam minimizó la advertencia norcoreana y dijo que la amenaza no ha aumentado, el gobierno hizo público un instructivo para que la población esté preparada ante cualquier eventualidad. Con un lenguaje que evocó el espectro del conflicto nuclear durante la Guerra Fría, el manual relata qué hacer antes, durante y después de un ataque nuclear.

"No miren al destello ni a la bola de fuego. Pueden cegarlos. Busquen refugio detrás de cualquier cosa que pueda ofrecer protección", indicó. "Sáquense la ropa para evitar que se propague el material radiactivo. Sacarse la capa exterior puede retirar hasta el 90 por ciento del material radiactivo", señala la guía en referencia a qué hacer si uno es sorprendido en el exterior.

Asimismo, el manual sugiere tener un plan y un kit de emergencia, además de hacer una lista de estructuras potenciales de cemento cerca de casa, el trabajo y el colegio que puedan servir como refugios nucleares.

"No es necesario que los refugios estén construidos específicamente para proteger contra la radiactividad", afirmó. "Puede ser un espacio protegido, a condición de que los muros y el techo sean lo suficientemente anchos y densos (por ejemplo, el concreto) para absorber la radiación liberada por las partículas radiactivas".

El documento asesora también a la gente sobre cómo lavarse: no se froten o arañen la piel, usen jabón, champú y agua, pero no se apliquen acondicionador en el pelo, ya que adhiere el material radiactivo.

En Guam viven unas 163 mil personas y hay una base militar con un escuadrón de submarinos, una base aérea y un grupo de la Guardia Costera.

AER