Se manifiestan en Francia contra Israel

Pese a la prohibición, cientos de personas se concentraron en el barrio de Barbès, donde los manifestantes lanzaron consignas como "Israel asesino".
Manifestantes pro-palestinos en Niza, durante un minuto de silencio por los palestinos que han muerto en Gaza.
Manifestantes pro-palestinos en Niza, durante un minuto de silencio por los palestinos que han muerto en Gaza. (AP)

París

Cientos de personas se manifestaron hoy en París, pese a la prohibición administrativa -confirmada por la justicia-, contra la operación de Israel en Gaza, bajo un espectacular dispositivo policial que dio lugar a varias detenciones.

El principal foco de la concentración estuvo, hacia las 15:00 horas locales (13:00 GMT), en el popular barrio de Barbès, donde un público esencialmente joven desafió los mensajes del Gobierno lanzados en las horas previas para señalar que los participantes corrían el riesgo de responder ante la justicia.

Los manifestantes, algunos de los cuales se subieron a un edificio en obras y a la línea 2 del metro en un tramo aéreo para colgar pancartas, llevaban sobre todo banderas palestinas, pero también algunas francesas y de varios países árabes, sobre todo del Magreb.

El grito que más se escuchó fue el de "Israel asesino", que con mucha frecuencia iba acompañado de insultos al presidente francés, François Hollande, al que en una pancarta del Nuevo Partido Anticapitalista (NPA) se le reprochaba ser "cómplice" de las autoridades israelíes en la operación sobre la franja de Gaza.

Un cordón policial, con decenas de furgones y cientos de agentes antidisturbios, impedía el paso de vehículos e incluso de peatones al lugar donde se centró la protesta, en el cruce entre el bulevar de Rochechuart y el de Barbès.

Desde ese punto, cientos de personas desfilaron hacia el norte por el bulevar de Barbès, la única de las vías que no había sido acotada.

Las fuerzas del orden también fueron muy abundantes en número en un segundo foco de la manifestación ilegal en la Estación del Norte, a unos cientos de metros, cerca de la cual se produjeron varios arrestos.

Desde la capital de Chad, Yamena, donde se encontraba en el marco de una gira por África comenzada el jueves, Hollande había lanzado a primera hora de la tarde una advertencia para disuadir a los que tenían intención de participar en la protesta prohibida.

"Los que quieran manifestarse a cualquier precio, asumirán la responsabilidad", avisó el jefe del Estado, que precisó que había pedido a su ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, que impidiera la celebración de esas concentraciones, teniendo en cuenta "los riesgos de perturbación del orden público".

El presidente socialista puntualizó, en cualquier caso, que la prohibición de estos actos "no impedirá otros medios de expresión".

La Prefectura de Policía de París había decidido ayer prohibir esta marcha -cuya convocatoria contaba con el apoyo de un solo partido político, el trostkista NPA- ante los riesgos de disturbios, después de los desbordamientos que se produjeron el pasado día 13 en al calor de una protesta similar en torno a dos sinagogas de París.

Los organizadores habían recurrido esa decisión administrativa, pero un tribunal la confirmó anoche.