Manifestación en París contra el proyecto de ley español sobre el aborto

Mientras una nueva reunión está prevista para el 9 de enero para preparar nuevas acciones contra la legislación del gobierno de Rajoy, el mandatario español sigue defendiendo su reforma.
Manifestantes contra los planes del gobierno español sobre el derecho al aborto, hoy en Málaga
Manifestantes contra los planes del gobierno español sobre el derecho al aborto, hoy en Málaga (AFP)

París, Madrid

Un centenar de manifestantes se reunieron hoy ante la embajada de España en París para apoyar a las mujeres españolas y exhortar a la movilización de Europa contra el proyecto de ley español que restringe el derecho de aborto. "Derecho al aborto para las mujeres españolas", gritaban los manifestantes en francés y en castellano, detrás de las banderas del Colectivo de Derechos de las Mujeres, de la Asociación Nacional de Centros de Interrupción del embarazo y de la contracepción (Ancic), del Partido de Izquierda y del Nuevo Partido Anticapitalista(NPA).

"Llamamos a los gobernantes y al Parlamento europeo a movilizarse para presionar, a fin que esa ley no pase en España", declaró la copresidente de la Ancic, Martine Hatchuel, que desea que la "presión internacional" haga "retroceder al gobierno" español. Señaló que la futura ley podría llevar a las españolas más ricas a abortar en Francia, mientras que las más pobres estarían "condenadas a todas las secuelas de los abortos clandestinos", lo que sería "absurdo en un país civilizado".

Enarbolando una bandera europea, Capucine Dufaux, secretaria general del Sindicato de Estudiantes Secundarios de la región parisina, declaró que participa en la manifestación porque "el regreso al pasado no es normal, pero es de temer también en Francia". El gobierno español aprobó la semana pasada ese proyecto de ley de aborto, que restringe la interrupción voluntaria del embarazo a solo dos casos, cuando esté en peligro la vida de la mujer y cuando el embarazo sea el resultado de una violación.

La ley que rige actualmente en España permite el aborto libre en las catorce primeras semanas de embarazo y hasta las 22 en caso de malformación del feto o peligro para la vida de la madre. El jueves, el Partido Socialista y el partido ecologista franceses llamaron a esta manifestación, dando su apoyo a las organizaciones de defensa de los derechos de la mujer que la habían convocado. Para los organizadores, la manifestación de hoy es "una primera etapa". Una reunión de todas las organizaciones está prevista el 9 de enero para preparar otras acciones.

Mientras, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, defendió hoy que la polémica reforma del aborto que impulsa su Ejecutivo "regula de manera equilibrada" la interrupción voluntaria del embarazo. La futura ley, que tipificará el aborto como delito despenalizado solo en dos casos, ha abierto un fuerte debate en el país y en el Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy han comenzado ya a surgir voces que expresan públicamente su desacuerdo con ella.

El aborto es un "asunto que produce posiciones diferentes en mi partido y en otras fuerzas políticas", se limitó Rajoy a decir al ser preguntado por esas divergencias y sin querer manifestar si hay posibilidad de que dé libertad de voto a los diputados y senadores del PP durante su tramitación parlamentaria. El presidente del gobierno aseguró que la futura ley está "en la línea de lo que rigió en España durante muchos años". Se refería a la legislación de 1985, que fue sustituida en 2010 por la ley de plazos del gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, una norma que sacó el aborto del Código Penal y que permite a la mujer abortar hasta la semana número 14 sin tener que alegar motivos.

La ley de 1985 contemplaba, sin embargo, tres supuestos para el aborto despenalizado: violación, riesgo para la salud física o psíquica de la madre o malformaciones del feto. Este último supuesto queda fuera con la ley aprobada por el gobierno de Rajoy, que aún tiene que tramitar el Parlamento. Preguntado sobre la posibilidad de que durante la tramitación parlamentaria se añada la malformación fetal como tercer supuesto, Rajoy dijo: "No voy a adelantar acontecimientos, eso es del Parlamento".