• Regístrate
Estás leyendo: Maduro reemplaza a ministro de Interior, cuestionado por grupos chavistas
Comparte esta noticia

Maduro reemplaza a ministro de Interior, cuestionado por grupos chavistas

El puesto que ocupaba Miguel Rodríguez Torres, criticado por grupos chavistas, fue sustituido por Carmen Meléndez, que se desempeñaba como ministra de Defensa.

Publicidad
Publicidad

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, reemplazó hoy a su ministro de Interior, Miguel Rodríguez Torres, quien fue señalado por grupos chavistas como el responsable de las muertes de varios de sus líderes en un enfrentamiento armado ocurrido en Caracas hace semanas.

"He designado a la almiranta en jefe Carmen Meléndez, a partir de hoy asumirá como ministra de Interior", anunció el mandatario. Meléndez se desempeñaba como ministra de Defensa, cargo que ahora asumirá el general del Ejército Vladimir Padrino López.

"Quiero agradecer al mayor general Rodríguez Torres por todo el esfuerzo que hizo, su trabajo durante 19 meses", dijo Maduro. El ahora ex ministro de Interior fue el autor del plan de seguridad ciudadana "Patria Segura", una de las banderas del gobierno de Maduro para luchar contra la criminalidad en Venezuela, uno de los países más violentos del mundo, según la ONU.

La destitución de Rodríguez Torres ocurre a pocas semanas de un enfrentamiento con armas de fuego entre la policía científica venezolana y grupos de los llamados "colectivos", que dejaron cinco muertos entre los integrantes de estos grupos chavistas. "Es un cúmulo de cosas", explica Nicmer Evans, politólogo y miembro de la corriente chavista Marea Socialista, sobre la salida de Rodríguez Torres.

"No es que los colectivos tengan tanta fuerza como para cambiar a un ministro, sino que el hecho, el caso de Quinta Crespo (donde ocurrió el enfrentamiento está contaminado de violación de derechos humanos flagrante. Ojalá las investigaciones sobre ese hecho lleguen hasta el final y que las organizaciones civiles no se queden conformes sólo con la destitución del ministro", subraya Evans.

Los familiares de los fallecidos, entrevistados por la prensa local, señalaron que sus allegados no estaban involucrados en delitos como manifestaron las autoridades, sino que desempeñaban un "trabajo social" e incluso trabajaban con algunos personeros del gobierno como escoltas.

Uno de los muertos, José Odreman, fue identificado en videos y fotos que se viralizaron en redes sociales, con el presidente Maduro y sus ministros en los últimos meses.

"Los errores le pasaron factura a Rodríguez Torres", dice Evans. "Hizo un tratamiento inadecuado en varios casos y la decisión es reubicarlo. No tengo ninguna duda de que lo de Quinta Crespo haya incidido en la decisión del presidente".

Este episodio, según el analista, se suma a lo ocurrido el 12 de febrero en el centro de Caracas, cuando hubo dos muertes por armas de fuego que contribuyeron a desencadenar una serie de protestas antigubernamentales, que dejaron más de 40 muertos en varias ciudades del país.

"No queda claro si fueron o no escoltas de Rodríguez Torres los que generaron los disparos que provocaron la muerte de Montoya. Son cosas que van acumulándose", dice Evans en alusión al caso de Juan Montoya, quien era líder del colectivo Secretariado Revolucionario de Venezuela, prochavista, y que murió de un disparo en la cabeza en las cercanías de una protesta organizada por la oposición.

Los "colectivos" dicen que su papel es garantizar la seguridad en sus calles y completar la misión del fallecido Hugo Chávez: limpiar sus barrios, organizar eventos deportivos para niños y promover programas sanitarios y educativos. Pero la oposición acusa al gobierno de haberlos armado para defender la revolución.

Rodríguez Torres, quien acompañó a Chávez en el golpe de Estado del 4 de febrero de 1992, se desempeñó durante casi todo el gobierno chavista como jefe de inteligencia del gobierno. También se le encomendó hace más de una década ayudar a conformar los "círculos bolivarianos", la semilla de los ahora grupos sociales y colectivos chavistas.

Según Maduro, el ex ministro tendrá una nueva labor. "Le he dicho que agarre quince días de descanso para que vaya a una nueva misión estratégica que le daré", dijo el presidente. "El cargo de ministro de Justicia siempre es muy ingrato. Siempre lo nombran como héroe y sale como villano", concluye Evans.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.