Madre de periodista ruega a yihadistas liberar a su hijo

La madre de Steven Sotloff difundió un video en que pide al líder del Estado Islámico seguir el ejemplo de Mahoma y perdonar la vida a su hijo de 31 años, quien fue secuestrado en Siria en 2013.

Nueva York

La madre del periodista estadunidense Steven Sotloff, rehén del Estado Islámico, difundió un video en que ruega al líder de ese grupo yihadista mostrar clemencia y liberar a su hijo.

Difundido en el sitio de internet del diario The New York Times, el video exhibe a Shirley Sotloff pidiendo de manera sobria y contenida a Abu Bakr al-Baghdadi, a quien describe como califa del autodenominado Estado Islámico, que ejerza la compasión enseñada por el profeta Mahoma.

"Usted, el califa, puede otorgar la amnistía. Le pido por favor que libere a mi hijo. Le pido que use su autoridad para salvar su vida", dijo Sotloff, quien de acuerdo con el Times bien podría ser la primera persona en Occidente en reconocer públicamente la autoridad de califa de Baghdadi.

Steven Sotloff, de 31 años de edad, fue secuestrado el año pasado en Siria al trabajar como un periodista independiente. Los medios no habían cubierto el secuestro de Sotloff a petición de su madre, para no arriesgar su vida.

Los propios extremistas fueron los que la semana pasada dieron a conocer que tenían a Sotloff en su poder, al difundir un video de la decapitación del periodista James Foley y al mostrar al comunicador aún con vida como la siguiente víctima en venganza por ataques de Estados Unidos al grupo.

Shirley Sotloff pidió a Baghdadi que fuera "compasivo" y que no castigara a su hijo por cuestiones por las que éste no tenía ningún control, como las acciones del gobierno de Estados Unidos.

La madre del comunicador, una maestra del estado de Florida, urgió al líder yihadista a que usara su autoridad para perdonar la vida de su hijo y a que siguiera el ejemplo de Mahoma, que protegía a cristianos y judíos.

La madre de Stephen Sotloff, un periodista estadunidense secuestrado en Siria y amenazado de muerte por el Estado Islámico (EI), difundió un vídeo en el que urge al grupo yihadista "ser misericordioso", "seguir el ejemplo del profeta Mahoma" y liberar a su hijo y permitirle que viva.

"Le mando este mensaje a usted, Abu Bakr al Bagdadi al Quraishi al Husaini, el califa del Estado Islámico. Soy Shirley Sotloff. Mi hijo Stephen está en sus manos", dice la madre del periodista en un video obtenido por los diarios The New York Times y Washington Post y difundido por la cadena de televisión emiratí Al Arabiya.

"Le pido usar su autoridad para salvar su vida y seguir el ejemplo sentado por el Profeta Mahoma, que protegió a gente de El Libro (cristianos y judíos)", indica Shirley Sotloff.

Stephen Sotloff fue citado en el video difundido la semana pasada, en el que se ve la decapitación de otro periodista estadunidense, James Foley. En esa grabación, su verdugo dice que la suerte de Sotloff "depende de la próxima decisión" del presidente de EU, Barack Obama, en referencia a los bombardeos en Irak.

La madre del periodista explica en el video que su hijo "viajó a Oriente Medio para cubrir el sufrimiento de los musulmanes por causa de los tiranos", y lo define como "un hijo, hermano y nieto leal y generoso", un "hombre honrado" que "siempre ha tratado de ayudar a los débiles".

"Desde que Stephen fue capturado, he aprendido mucho sobre el Islam. He aprendido que el Islam enseña que ningún individuo debería ser responsabilizado por los pecados de otros. Stephen no tiene ningún control sobre las acciones del Gobierno de EUU. Es un periodista inocente", prosigue Shirley Sotloff.

"También he aprendido que usted, el califa, puede conceder la amnistía. Le pido que por favor libere a mi hijo. Como madre, le pido que su justicia sea misericordiosa y no castigue a mi hijo por cosas sobre las que no tiene ningún control", añade.

Preguntado por este video, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, volvió a pedir la liberación de Sotloff y aseguró que los "pensamientos y oraciones" del gobierno de Obama están con la familia Sotloff durante esta "trágica situación".

En su conferencia de prensa diaria, Earnest aseguró que la Casa Blanca está haciendo "todo lo que puede" para lograr la liberación de Sotloff y otros estadounidenses que puedan estar secuestrados en Siria, pero reiteró que la política de EU es la de no hacer concesiones ni "pagar rescates" por estadounidenses secuestrados.

Explicó que pagar rescates proporciona a las organizaciones terroristas "más ingresos para financiar sus operaciones" y pone en riesgo la vida de otros estadounidenses.

Otro periodista estadunidense secuestrado en Siria, Peter Theo Curtis, fue liberado este domingo en ese país por el Frente Al Nusra, gracias en parte a la mediación de Catar, aunque se desconocen los términos del acuerdo que le libró del cautiverio.

La negativa de la Casa Blanca a negociar con el EI para la liberación de los periodistas secuestrados en Siria le ha merecido acusaciones de la familia de James Foley, que ha recordado que el Gobierno canjeó este año al militar Bowe Bergdahl, secuestrado en Afganistán, por cinco presos talibanes encarcelados en Guantánamo.

El Gobierno ha trazado una distinción entre ambos casos al asegurar que el de Bergdahl fue un "intercambio de presos" en el contexto del "fin de un conflicto armado", según Earnest.