Ex espía que filtró informe de Trump, frustrado con FBI

Christopher Steele, ex espía del Ml6, llegó a pensar que existía una trama de encubrimiento sobre la investigación de Trump.
Medios británicos apuntaron esta semana que Steele está escondido pues teme represalias rusas.
Medios británicos apuntaron esta semana que Steele está escondido pues teme represalias rusas. (Reuters)

Londres, Reino Unido

Christopher Steele, el ex espía del MI6 y supuesto autor del polémico informe sobre los vínculos de Donald Trump con los ciberataques rusos durante la campaña electoral de EU, se sintió "frustrado" ante la inacción del FBI sobre sus hallazgos, informó hoy "The Independent".

El ex agente de los servicios secretos británicos, de 52 años de edad e identificado por medios de Estados Unidos y Reino Unido como artífice del controvertido informe, llegó a trabajar sin cobrar ningún salario hacia el final de su investigación debido a la gran inquietud que le provocaban los datos que iban destapando.

El ex espía decidió revelar sus hallazgos al periodista de la revista estadunidense Mother Jones, David Corn.

No obstante, según fuentes de seguridad no reveladas que cita el citado diario, Steele comenzó a sentirse cada vez más "frustrado" porque el FBI no adoptada medidas.

TE RECOMENDAMOS: El informe que Trump no quiere que leas

De acuerdo con esas fuentes, el ex espía llegó incluso a pensar que existía una trama de encubrimiento sobre la investigación de Trump.

Según, Corn Steele estaba "seguro" de la veracidad del material que desenmascaraba al tiempo que se sentía "realmente preocupado por sus implicaciones".

"Daba la impresión de ser un profesional serio que no tenía ganas de hablar con un periodista ni de ocasionar un revuelo público. Era consciente de que asumía un riesgo, pero parecía sentirse obligado por su trabajo a compartir la información que le parecía crucial", dijo Corn.

Medios británicos apuntaron esta semana que Steele está escondido pues teme represalias rusas pero los compañeros que trabajaron con él han destacado que es un profesional muy riguroso, al que se le "puede creer" e incapaz de pasar información falsa.

Aunque es poco lo que se sabe de Steele, la prensa afirma que es licenciado por la Universidad inglesa de Cambridge y uno de los más destacados especialistas en Rusia en el MI6, servicio que abandonó en 2009 para dedicarse a la actividad privada.

Además, Steele vivió dos años en Rusia a principios de los pasados años noventa y consiguió entablar importantes contactos gracias a viejas técnicas, como salir, conocer gente, hacer amigos y pagar por información, según indicó esta semana "The Guardian".

Es además uno de los fundadores de la compañía de investigación Orbis Business Intelligence Ltd, con sede en Londres, especializada en investigación para empresas.

Según los medios, fue él quien preparó el documento que afirma que el Kremlin se relacionó con la campaña electoral de Trump y que los servicios secretos rusos tienen material sensible sobre el presidente electo que podría ser utilizado en su contra.

Trump admitió el pasado miércoles que Rusia está detrás de los ciberataques en las elecciones pero negó cualquier vínculo con ellos, al tiempo que arremetió contra algunos medios de comunicación que así lo publicaron y a los que calificó de "basura". 

JOS