• Regístrate
Estás leyendo: Los secuestros más crueles de la historia
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 02:07 Hoy

Los secuestros más crueles de la historia

Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

Amanda Berry, Gina De Jesús y Michelle Knight fueron víctimas durante una década de Ariel Castro, mejor conocido como el secuestrados de Cleveland, un puertorriqueño que vivía en Ohaio, Estados Unidos.

Castro mantuvo en el sótano de su casa a las jóvenes en ese entonces de 17, 14 y 21 años, durante la década que duró el encierro Amanda se convirtió en mamá de una pequeña fruto de las violaciones de su secuestrador.

Natascha Kampusch, fue secuestrada a los 10 años de edad por Wolfgang Přiklopil y permaneció en cautiverio durante ocho años.

Kampush desapareció camino a la escuela en marzo de 1998, durante el tiempo que duro la investigación, su secuestrador fue interrogado por la policía sin que ésta indagara fondo al sospechoso. Kampush narró su cautiverio en el libro "3.096 días"

Steven Stayne fue secuestrado cuando tenía 7 años de edad por un pedófilo que le mintió diciéndole que no podía volver con sus padres porque éstos eran demasiado pobres para mantenerlo.

Su cautiverio duró siete años, cuando puedo escapar tras un descuido de su raptor quien ya planeaba el secuestro de otro menor.

Elizabeth Fritzl, fue secuestrada por su propio padre José Fritzl durante 24 años, quien abusó de ella desde que tenía once.

Durante su cautiverio Elizabeth pasó la mayor parte del tiempo drogada y maniatada, tuvo siete hijos entre ellos una pareja de gemelos uno de los cuales murió y fue incinerado por su padre. José Fritzl fue conocido en los medios australianos como el Monstruo de Amstetten

Madeleine McCann desapareció el jueves 3 de mayo de 2007, cuando sus padres dejaron a Madeleine y a sus hermanos gemelos en la cama y se fueron a cenar y tomar copas con amigos.

La investigación sobre el caso MacCan sigue abierta pues la pequeña continúa desaparecida y de acuerdo con la policía británica se encontraron restos de sangre y fluidos en las paredes y en el coche alquilado de la familia McCann, donde también se encontraron evidencias del uso de sedantes en los restos de fibra capilar de Maddie en el maletero del coche, motivo por el cual sus propios padres, fueron declarados oficialmente presuntos.

Hoy en Londres tres mujeres fueron liberadas tras 30 años de estar en cautiverio a manos de una pareja de la cual se desconoce su nacionalidad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.