• Regístrate
Estás leyendo: Los genocidas militares ya tienen su propia revista  
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 23:58 Hoy

Los genocidas militares ya tienen su propia revista  

'Te cuento la semana' es una publicación que se presenta como la voz de "presos políticos", donde desfilan los arquitectos del horror que permanecen recluidos en una treintena de cárceles argentinas.

Publicidad
Publicidad

Así como a los millonarios les gusta aparecer en las páginas de Forbes o Fortune, a las modelos en Vogue y a los rockeros en Rolling Stone, los militares argentinos que purgan largas condenas de cárcel por los atroces delitos perpetrados durante la última dictadura militar (1976-1983) ya tienen su propia revista.

Los verdugos del terrorismo de Estado recluidos en el Pabellón 5 del módulo "lesa humanidad" de la prisión de Marcos Paz, conocidos como los duros, comenzaron a publicar una furiosa revista digital llamada Te cuento la semana (http://tecuentolasemana.com/).

En esa publicación de 14 páginas que se presenta como la voz de los "presos políticos", desfilan los arquitectos del horror que permanecen recluidos en una treintena de cárceles argentinas.

Estos asesinos que bajo el amparo del uniforme no dudaron en torturar mujeres embarazadas, apropiarse de sus hijos o arrojar prisioneros drogados al Río de la Plata, ahora matan el tiempo del encierro pariendo artículos sobre cómo festejar la prisión domiciliaria de algún septuagenario camarada de armas, un "instructivo para documentar y certificar martirios y muertes ilegales en prisión", y una suerte de llamado a la huelga de hambre de los mayores de 70 años, para poder irse a casa.

Pese a que se horrorizaron cuando Barack Obama visitó el Parque de la Memoria del brazo del presidente Mauricio Macri, la revista festejó el cambio de gobierno con un título de tapa muy elocuente: "Esperanza".

En esa palabra se condensan las expectativas de que Mauricio Macri revierta la política de derechos humanos implementada por el anterior gobierno, que puso fin a décadas de impunidad y fue sentando uno por uno en el banquillo concediéndoles todas las garantías de defensa en juicios que ellos le habían negado a las 30 mil víctimas del sistemático plan de exterminio que implementó la dictadura con apoyo de EU.

Como si se tratara de un evento social, el 24 de julio la revista celebró la salida de la cárcel del jefe del centro clandestino Automotores Orletti: el general Eduardo Cabanillas –que era uno de los presos de mayor jerarquía–, logró que la Cámara de Casación Penal le otorgara finalmente la prisión domiciliaria.

Denunciado entre otros delitos por el robo de la nieta del poeta Juan Gelman, la revista retrató el traslado de Cabanillas a prisión domiciliaria como si fuera un rock-star: "Bajo una lluvia de aplausos, sinceros palmeos en la espalda y el grito de ¡Viva la patria!". Así "el general" Cabanillas "recorrió los últimos metros que separan las celdas de la puerta de salida de la UP 31", escribe el pasquín digital.

Según las estadísticas hay 2,140 militares y ex miembros de fuerzas policiales y de seguridad involucrados en juicios por crímenes contra la humanidad, considerados imprescriptibles. Mil 89 están procesados, 681 condenados y 370 han muerto.

Los firmantes de las notas son nombres conocidos para muchos argentinos aunque no precisamente por sus cualidades literarias, sino por la especificidad de los delitos cometidos. Uno de los escribas más famosos es Alfredo Astiz. Su sobrenombre lo dice todo: "El Ángel de la Muerte".


JA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.