• Regístrate
Estás leyendo: Los comicios regionales de Italia, una advertencia para Renzi
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 13:54 Hoy

Los comicios regionales de Italia, una advertencia para Renzi

Las divisiones en el Partido Democrático (PD) y el avance del voto de protesta en las elecciones regionales y municipales parciales del pasado domingo han debilitado la posición del primer ministro italiano.

Publicidad
Publicidad

Las elecciones regionales y municipales parciales del domingo en Italia supusieron un aviso para el primer ministro Matteo Renzi, debilitado por las divisiones de su partido y el avance del voto de protesta.

A la espera de resultados definitivos, el Partido Democrático (PD) de Renzi estaba en cabeza con el 23.7% de los sufragios, muy lejos de los 40.1% conseguidos hace un año en las elecciones europeos, según las proyecciones difundidas hoy por la televisión publica RAI en las siete regiones que la víspera celebraron elecciones.

El partido antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S), que parecía lastrado por las disensiones y la falta de propuestas constructivas, ocupa el segundo puesto con el 18.4% de los votos. En la lucha por la hegemonía en la derecha, la Liga Norte de Matteo Salvini logró el 12.5% de los votos, por delante de Forza Italia (FI), el partido de Silvio Berlusconi, que cayó hasta el 10.7%.

Las elecciones estuvieron marcadas por una fuerte caída de la participación (53.9% contra 64.1% en las europeas). Según las proyecciones, el PD conserva las regiones de Toscana, Umbría, las Marcas, Apulia y conquista Campania y Nápoles.

Perdería, en cambio, Liguria, la región de Génova, en beneficio de Forza Italia, mientras que la Liga Norte confirma su control sobre el Véneto. En Liguria, el PD se mostraba dividido frente a una derecha que presentaba a un único candidato respaldado por FI y la Liga Norte.

"Un pare para Renzi"

Los analistas subrayaban hoy el debilitamiento del primer ministro italiano. "Hoy es más difícil gobernar para Renzi", comentaba el diario de centroderecha La Stampa, mientras La Repubblica, de centroizquierda, titulaba: "Un pare para Renzi". En la oposición, el avance de la Liga Norte, que defiende posturas antieuropeas y a menudo xenófobas, confirma el ocaso del reinado de Berlusconi sobre la derecha italiana.

"La Liga es la alternativa más seria a Renzi hoy en día en Italia", declaró Salvini, apodado "el otro Matteo", que aseguró que su partido no sólo quería expulsar a los migrantes al mar y destruir los campamentos de gitanos, sino también proponer alternativas sobre "la agricultura, las pensiones, la economía".

El partido antisistema se mostraba exultante ya que, a pesar de perder votos respecto a las legislativas de 2013, en las que consiguió el 25%, sigue siendo el segundo partido del país y mejoró sus resultados en Liguria, Campania y Apulia. "Estamos preparados para desafiar a Renzi", comentó Luigi Di Maio, uno de sus dirigentes.

Aunque la personalidad de los candidatos y las cuestiones locales han sido determinantes en los comicios, el jefe de gobierno italiano, que llegó al poder hace un año, sufre el desgaste provocado por divisiones internas en el PD, donde algunos no aceptaron su reciente reforma electoral o sus medidas liberales en el ámbito económico.

Según la web del diario Corriere della Sera, Renzi expresó su "cólera" durante la noche del lunes. "Cada uno tiene que pensar en la formar de estar juntos en el seno del PD", dijo a sus colaboradores, según el medio italiano. El primer ministro no hizo, sin embargo, ninguna declaración pública sobre las elecciones, y viajó a Afganistán para visitar a los soldados italianos presentes en el país.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.