• Regístrate
Estás leyendo: Lo que espera Alexis Tsipras tras su éxito
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 17:03 Hoy

Lo que espera Alexis Tsipras tras su éxito

A un mes de dimitir, el líder del partido izquierdista Syriza fue electo por segunda vez primer ministro de Grecia.

Publicidad
Publicidad

Alexis Tsipras logró su "tripleta" electoral. Este aficionado del club de futbol Panathinaikos marcó su tercer tanto en un año, con dos victorias en las legislativas y en un referendo. Todos los sondeos predijeron una votación cerrada el domingo, una desilusión de los militantes de su partido de izquierda Syriza, y un castigo para el ex premier. Pero al final los griegos no lo castigaron por no haber honrado sus promesas en enero de acabar con la austeridad, ni de su cambio a inicios de julio, cuando aceptó firmar un memorando con los acreedores, una semana después de la aplastante victoria del no en la consulta.

Por tercera vez, los griegos le han dado un voto de confianza a Tsipras. Syriza se impuso el domingo con 35.5 por ciento de votos y 145 diputados, no muy lejos de 36.2% y 149 diputados logrados en enero. Obtuvo 7 puntos más que Nueva Democracia (derecha, 28%), que avanzó un poco. Y su socio de coalición, los Griegos Independientes de Panos Kamménos (nacionalistas) lograron 3.7% y 10 diputados.

Tsipras será nombrado primer ministro el lunes y el martes debe presentar su nuevo gobierno. También deberá estar listo para ir a comer con sus pares europeos el miércoles a Bruselas, para la cumbre sobre la crisis de los refugiados. Será el primer reencuentro desde la humillante noche del 12 al 13 de julio, cuando fue obligado a capitular. Dos meses después, regresa como vencedor.

Pero como dijo Tsipras, deberá ser prudente: "A partir de mañana, vamos a arremangarnos para trabajar duro. La recuperación no va a venir por arte de magia. (...) El mandato que el pueblo griego nos dio es claro, es un mandato de cuatro años para desembarazarnos de la corrupción que domina el país".

En enero, Tsipras fue electo a la vez en contra del memorando y las medidas de austeridad y de la vieja clase política corrupta. Pero la interpretación del referendo era ambigua: ¿rechazo total de las medidas o medio de presión para negociar mejor? El resultado del domingo da la razón a la segunda hipótesis.

"El no al referendo, esto quiere decir no a la austeridad y a la humillación, pero también sí a Europa. Fue antes que nada un apoyo a Tsipras para reforzar su posición de negociación con los europeos", dice Vasso Dritsoulas, una simpatizante que llegó el domingo a celebrar la victoria con Syriza. "Se le pidió permanecer en Europa poniendo fin a la austeridad, pero él entendió que queremos mayoritariamente permanecer en el euro y en Europa", añadió.

Los comicios de enero marcaron el ascenso de la izquierda radical al poder en un país europeo, y esta votación constituye un giro para la política griega. Por primera vez, un líder político gana sin hacer promesas desmesuradas y reconociendo sus faltas. Él prometió intentar humanizar la puesta en práctica del memorando. Y ganó además con un programa que prevé reducciones en las pensiones o aumento de impuestos. El alza del IVA en las islas no impidió que Syriza ganara, incluso en Lesbos, aplastada por la afluencia de refugiados.

La renegociación de la deuda iniciará a fines de octubre, cuando concluya la primera revisión de los acreedores.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.