Rusos expulsados por Obama llegan a Moscú

Los 35 diplomáticos fueron acusados por el presiente de Estados Unidos de haber participado en una supuesta campaña de ciberataques orquestada por el Kremlin para influir en las elecciones.
Obama dio 72 días a los diplomáticos para abandonar EU; el presidente ruso, Vladimir Putin, niega su implicación en ciberataques.
Obama dio 72 días a los diplomáticos rusos para abandonar EU; el presidente ruso, Vladimir Putin, niega su implicación en ciberataques. (Reuters)

Moscú

Los 35 diplomáticos rusos declarados "persona no grata" por el gobierno de Estados Unidos llegaron la madrugada del martes a Moscú, informó la agencia oficial rusa TASS.

Los diplomáticos rusos fueron acusados el jueves por el presiente de Estados Unidos, Barack Obama, de haber participado en una supuesta campaña de ciberataques orquestada por el Kremlin para influir en las elecciones presidenciales estadunidenses con el fin de dañar a la demócrata Hillary Clinton y beneficiar al republicano Donald Trump, quien tomará posesión como presidente el 20 de enero.

TE RECOMENDAMOS: Obama ordena sancionar a Rusia por hackeo en elección

Los 35 diplomáticos abandonaron el lunes Estados Unidos con sus familias, informó un alto funcionario del Departamento de Estado que habló bajo condición de anonimato.

Obama había dado a los diplomáticos rusos 72 horas para abandonar Estados Unidos, y ordenó también el cierre de dos centros propiedad del gobierno ruso en Nueva York y Maryland.

Además, Estados Unidos anunció sanciones económicas que implican la congelación de bienes de dos de las principales agencias de inteligencia rusas: el Departamento Central de Inteligencia (militar, GRU por su acrónimo en ruso) y al Servicio Federal de Seguridad (seguridad nacional, FSB).

TE RECOMENDAMOS: Obama pide investigar intervención extranjera en elecciones

Estas sanciones han sido las más duras adoptadas por Obama durante sus ocho años de gobierno para responder a los ataques cibernéticos supuestamente perpetrados por actores estatales extranjeros.

Por su parte, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, que ha negado en varias ocasiones su implicación y la de su gobierno en esos ciberataques, anunció que no expulsará a ningún diplomático de Estados Unidos en represalia por las sanciones, aunque se reservó "el derecho a tomar medidas de respuesta" en el futuro.

Pero adelantó que "los próximos pasos para el restablecimiento de relaciones ruso-estadunidenses" dependerán de la Administración que encabezará Trump.

AER