Hallan culpable a líder de Legionarios de Cristo en Chile

John O´Reilly recibiría una condena de 10 años de prisión por abuso sexual de una menor; la sentencia se dará a conocer el 11 de noviembre.
John O´Reilly durante el juicio donde se encontró culpable de abuso sexual
John O´Reilly durante el juicio donde lo encontraron culpable de abuso sexual (Reuters)

Santiago, Chile

La justicia chilena declaró culpable a John O´Reilly, líder de los Legionarios de Cristo en Chile, por abusos sexuales reiterados contra una menor de un colegio de la capital chilena.

La condena que podría determinar una pena de 10 años y un día de cárcel como solicita la fiscalía, se conocerá el 11 de noviembre. Se trata de un nuevo episodio de abusos contra menores cometidos por miembros de la Iglesia Católica.

El líder de origen irlandés, escuchó atentamente el veredicto ante una jueza y se retiró del centro judicial asegurando que era "absolutamente inocente", mientras la cúpula de la Iglesia Católica en Chile expresó su "dolor" después de que el sacerdote fue declarado culpable.

La causa de pederastia contra O´Reilly profundiza la crisis de los Legionarios de Cristo, una de las más conservadoras y poderosas congregaciones de la Iglesia Católica, que sucumbió cuando su fundador, el mexicano Marcial Maciel, fue separado de la orden por acusaciones de abuso sexual contra menores.

Luego de dos meses y medio de investigación, la justicia chilena entregó su veredicto contra el sexagenario sacerdote por abusos cometidos entre el 2007 y 2009, aunque sólo acogió uno de dos casos presentados, correspondiente a la menor de dos hermanas. El otro caso fue absuelto por falta de pruebas.

"Por los fundamentos expuestos, este tribunal por la mayoría de sus miembros ha resuelto condenar a John Joseph O´Reilly como autor del delito reiterado de abuso sexual (...) en grado de desarrollo consumado en perjuicio de la menor", dijo la jueza María Barrientos durante la lectura del fallo.

Las mayores pruebas contra O´Reilly fueron los testimonios de abusos de las niñas involucradas, los cambios conductuales de las menores y estudios psicológicos, según relatos de los abogados acusadores.

"Es un fallo que tenía dificultades para ser probado, pero se logró con un trabajo serio e importante por parte del ministerio (Público) y de los querellantes", dijo José Ignacio Escobar, abogado defensor de las menores.

"Lo importante es que se establece una condena clara por delitos reiterados en contra de al menos una de las menores y establece además que se cometieron actos de transgresión en contra de la otra menor", agregó el abogado defensor.