Liberado en EU segundo agente cubano de la Red Avispa

Fernando González, que hoy cumplió su sentencia y fue enviado a un centro de deportación en Florida para su traslado a Cuba "lo antes posible", es esperado en La Habana con un concierto gigante.
Un cartel recuerda en La Habana a los cinco agentes cubanos presos
Un cartel recuerda en La Habana a los cinco agentes cubanos presos (Archivo)

La Habana

Fernando González, uno de los cinco agentes de los servicios de inteligencia cubanos presos en Estados Unidos en 1998, cumplió hoy su sentencia  y fue enviado a un centro de deportación en Florida  para su traslado a la isla “lo antes posible”, según los estadunidenses. Este caso es parte de los obstáculos que limitan cualquier mejoría de relaciones entre La Habana y Washington.

González salió hoy del penal federal de Safford , en Arizona, “tras cumplir íntegramente una larga e injusta condena” de 17 años y nueve meses, y fue entregado a las autoridades de inmigración, informaron los medios oficiales cubanos. En tanto, la portavoz de inmigración en Miami, Michelle Burk, dijo que será enviado a La Habana “los antes posible”.

El noticiero de la televisión estatal dijo hoy, sin hacer otras precisiones, que el regreso de González es “inminente” y  anunció la realización el sábado de un concierto gigante en la escalinata de la Universidad de la  Habana “dedicado a los cinco héroes antiterroristas cubanos”, como son conocidos los agentes aquí.

González , de 51 años, es el segundo del grupo de cinco agentes que cumple su sentencia. El primero, René González, cumplió en 2011, pero cargó con una pena adicional de “libertad supervisada” en Miami, por tener ciudadanía estadunidense. René González renunció a esa nacionalidad –también tenía la cubana-  y regresó definitivamente al país en 2013, para sumarse a la campaña internacional que impulsa la isla con vista a la excarcelación de todos los agentes, acción que se relaciona con el encarcelamiento en La Habana del estadunidense Alan Gross.

De los tres presos restantes, Antonio Guerrero cumplirá su sentencia el 18 de septiembre de 2017,  Ramón Labañino el 30 de octubre de 2024 y Gerardo Hernández, de mantenerse las dos cadenas perpetuas con que carga, nunca más volverá con vida a su país. La excarcelación de esos agentes a cambio de un gesto similar en relación con Alan Gross -cumple quince años de prisión en Cuba por participar en un “proyecto subversivo” contra el país-, es parte de las negociaciones que desde hace más de un año llevan a cabo la Habana y Washington, según dejó entrever aquí, en enero pasado, el subsecretario interino de Estado para asuntos del Hemisferio Occidental, Edward Alex Lee.

Los cubanos consideran que el juicio en Miami a los cinco agentes fue “una venganza política” del gobierno de Estados Unidos. Los cinco formaban parte de la llamada Red Avispa que “monitoreaba planes terroristas contra Cuba” del sector más radical del exilio anticastrista, según las autoridades de la isla.