Mexicana de 102 años vota por primera vez en EU

Guadalupe Portillo, migrante originaria de Jalisco y residente de Los Ángeles, es el rostro de una campaña que busca impulsar la participación latina en las elecciones; sufragó al ritmo de mariachis.
Guadalupe Portillo se convirtió en ciudadana estadunidense en 2013.
Guadalupe Portillo se convirtió en ciudadana estadunidense en 2013. (AP)

Los Ángeles

Una inmigrante de 102 años de origen mexicano residente en el área metropolitana de Los Ángeles votó por primera vez en su vida en unas elecciones en Estados Unidos, y lo hizo a ritmo de mariachis.

"Me siento muy orgullosa de poder votar, es algo muy importante, así podemos cambiar las cosas, todos los que pueden votar deberían hacerlo", dijo Guadalupe Portillo, oriunda de Jalisco.

"Lupita", como es conocida la anciana, aseguró que espera votar varias veces más: "Lo único que me duele es la rodilla y de eso nadie se muere, así que voy a votar muchas veces más".

Portillo se convirtió en el rostro de una campaña que busca cambiar los pronósticos sobre la baja participación de la comunidad latina en unas elecciones que no han despertado gran interés en California.

"No podemos pensar que porque no elegimos presidente o senadores no es importante, todas las elecciones por pequeñas que sean son trascendentales", advirtió Angélica Salas, directora de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA).

La necesidad de acercar al público inmigrante a los centros de votación fue lo que impulsó a los activistas a llevar un grupo de mariachis para animar a los electores.

De esta forma, los votantes del área de Lincoln Heights fueron recibidos esta mañana con una adaptación de la tradicional canción mexicana "Las mañanitas": "Estas son las mañanitas que cantamos para ti, para los nuevos votantes, los que votamos aquí".

Para Gloria Luisa Robles Flores, de 73 años y natural de Ciudad de México, los mariachis pusieron el toque que distingue a los inmigrantes.

"Los inmigrantes traemos grandes cosas, por eso debemos votar, para ver si aprueban la reforma migratoria y ya no hay más separaciones", destacó.

El entusiasmo también se vio en otras áreas del condado de Los Ángeles, como en Downey, donde decenas de hispanos republicanos seguían animando a los votantes a ejercer su derecho al sufragio.

 

En este esfuerzo, como en el del lado demócrata, se pide al votante estudiar tanto las propuestas como los candidatos.

"Si el latino no más vota por si el candidato es republicano o es demócrata se pueden estar haciendo el daño a ellos mismos; voten educadamente para en verdad ayudar a su comunidad", dijo a Efe el conservador Luis Alvarado.

En medio de los esfuerzos para que la gente vote, existe un consenso entre organizaciones comunitarias y líderes políticos de California en que es necesario saber aprovechar y valorar este derecho.

"Hay muchos lugares alrededor del mundo donde si votas puedes perder un dedo o puedes perder tu vida, hay muchos lugares en este país donde hacen que votar sea difícil porque quieren controlar el electorado. Aquí en California estamos tratando de hacer lo opuesto, queremos crear un ambiente de bienvenida", explicó Clarence Martín, coordinador de precinto en el condado de Los Ángeles.