• Regístrate
Estás leyendo: Tres muertos y 40 detenidos tras represión en Nicaragua
Comparte esta noticia

Tres muertos y 40 detenidos tras represión en Nicaragua

Elementos de la policía nacional y fuerzas paramilitares, afines al gobierno, lograron recuperar el control del barrio de Monimbó, foco de resistencia de las protestas cívicas contra Ortega; el ataque duró más de 8 horas.
Publicidad
Publicidad

Al menos tres muertos, 40 capturados y una cantidad no precisada de heridos dejó un ataque de policías y paramilitares en un barrio indígena de la ciudad de Masaya, al este de la capital de Nicaragua, según datos de organismos de derechos humanos independientes. 

Alvaro Leiva, director de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), dijo que entre los muertos figura un policía y dos civiles, entre ellos un adolescente de 15 años y una mujer que fue "sacada de su casa y ejecutada de un escopetazo".

Señaló que el ataque se prolongó por más de ocho horas sobre el barrio indígena de Monimbó, foco de resistencia de las protestas cívicas contra el presidente Daniel Ortega, que estallaron hace exactamente tres meses. Dos iglesias fueron atacadas con fuego de fusilería, añadió.

"Usaron armas de alto calibre y una cantidad desproporcionada de fuerzas sobre un pueblo desarmado , que sólo respondía con huleras (hondas), piedras y morteros (bombas caseras)", dijo Leiva, tras comentar que la mayoría de manifestantes tuvo que replegarse hacia refugios o escapar hacia otras comunidades vecinas a Masaya.

Indicó que la ANPDH registra además más de 40 capturas ilegales y una cantidad no precisada de heridos, que no pueden ser evacuados porque el único hospital de la ciudad "está totalmente controlado por paramilitares". 

"El gobierno desató otro baño de sangre en Masaya. Aquí lo que hay son 'maras' (pandillas criminales) organizadas por el gobierno y que colocan al pueblo en total indefensión", declaró por su parte Marcos Carmona, de la ONG Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), al canal 15 de televisión. 

"Masaya ahora está sitiada y los paramilitares siguen sembrando el terror, disparando ráfagas al aire y contra las casas, es algo fuera de toda razón", acotó Alvaro Leiva. 

A tres meses del inicio de las protestas "veo cada día más distante la pronta recuperación de la paz social en el país", advirtió el titular de la ANPDH, organismo que hasta la semana pasada contabilizaba 351 muertos y más de dos mil heridos desde el 18 de abril.

 El gobierno registra solamente 49 muertos en todo el período y no ha informado aún sobre los violentos sucesos ocurridos en Masaya. jamj 

jamj

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.