• Regístrate
Estás leyendo: Cientos desafían a Ortega y salen a las calles en Nicaragua
Comparte esta noticia

Cientos desafían a Ortega y salen a las calles en Nicaragua

Cientos de personas salieron a las calles para exigir la renuncia de Daniel Ortega como presidente, a pesar de que las protestas son consideras por el gobierno como un intento golpista.
Publicidad
Publicidad

Cientos de opositores marcharon en Nicaragua en un desafío al gobierno de Daniel Ortega, que estableció una nueva ley que los amenaza con hasta 20 años de prisión por "terrorismo". 

"Libertad", "Justicia", "El pueblo unido, jamás será vencido", coreaban los manifestantes, la mayoría con el rostro cubierto con pañuelos y banderas de Nicaragua en las manos. 

Las marchas denominadas "Masaya Florecerá" y "Del pueblo para el pueblo, de que se van, se van" fueron convocadas el viernes por la Alianza Cívica, que aglutina a organismos de la sociedad civil. 

Las movilizaciones partieron de dos puntos distantes de Managua y confluyeron sobre la transitada carretera a Masaya, 30 kilómetros al sur de Managua. 

Masaya fue el último bastión opositor tomado por las fuerzas gubernamentales, en medio de la ola de protestas iniciada el 18 de abril en Nicaragua, en las que han muerto unas 280 personas y 2 mil resultaron heridas, según organismos de derechos humanos. 

La jornada opositora se realizó dos días después de que Ortega denunció que las protestas son parte de un plan golpista para sacarlo del poder, son financiadas desde el exterior y tienen apoyo de sectores internos. 

La vicepresidenta Rosario Murillo dijo el viernes que "se hará justicia a las víctimas del terrorismo golpista" y que la justicia será "capaz de reconocer los delitos, los crímenes aberrantes y diabólicos". 

El parlamento, controlado por el oficialismo, aprobó el lunes una polémica reforma legal que castiga con 15 a 20 años de prisión el terrorismo 

Al mismo tiempo, simpatizantes del gobierno realizaron una marcha de apoyo a Ortega. "Justicia por los muertos" pedían los manifestantes en su mayoría policías que han perecido enfrentando las protestas opositoras. 

La marcha en el llamado centro histórico de Managua, era protegida por la policía y se encaminó hacia las instalaciones de la cárcel de El Chipote. 

En las afueras de esa prisión se encuentran acampando hace días allegados de detenidos en las protestas antigubernamentales, a la espera de que la policía les informe sobre la situación de sus familiares.

Organismos de derechos humanos los tuvieron que evacuar para evitar que fueran agredidos por los seguidores de Ortega. 

Las mujeres, en su mayoría madres de detenidos, se refugiaron en la Catedral de Managua. 

"Vinieron hombres encapuchados con armas a decirnos que si no nos salíamos nos iban a matar, por eso nos venimos acá" a la Catedral, dijo una mujer que no quiso revelar su nombre

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.