Kurdos abaten a 18 yihadistas en el norte de Siria

Las llamadas Unidades de Protección del Pueblo Kurdo asaltaron cinco vehículos que transportaban a los miembros del EI en la periferia de Kobani.

El Cairo

Al menos 18 combatientes del grupo yihadista Estado Islámico (EI) murieron hoy en un ataque perpetrado por las milicias kurdas en la población de Kobani, en el norte de Siria y asediada por los extremistas.

Las llamadas Unidades de Protección del Pueblo Kurdo asaltaron cinco vehículos que transportaban a los miembros del EI en la periferia de Kobani, informó, en un comunicado, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Uno de los yihadistas fallecidos en la emboscada, que causó también un número indeterminado de heridos, es de nacionalidad china.

Los enfrentamientos entre ambos bandos continúan en los alrededores de esta localidad, situada en la provincia de Alepo y uno de los principales enclaves kurdos del norte de Siria.

En los últimos tres días, el EI ha tomado el control de más de 60 pueblos en las inmediaciones de Kobani, según los datos del Observatorio, que advirtió de que se desconoce el paradero de decenas de civiles de estas zonas, que podrían haber sido secuestrados o ejecutados por los yihadistas.

El portavoz de la principal formación política kurdo siria, el Partido de la Unión Democrática (PYD, en sus siglas en kurdo), Nauaf Jalil, dijo a Efe ayer por teléfono que "la situación en Kobani es muy peligrosa".

Jalil detalló que el EI emplea carros de combate y armas pesadas en su asalto, mientras que las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo han recibido refuerzos desde Turquía.

Los kurdos sirios están presentando una dura resistencia al avance del EI, que en junio proclamó un califato en Irak y Siria, y sus enclaves han sido con anterioridad objetivo de los yihadistas.

Los kurdos sirios se concentran, sobre todo, en la provincia de Al Hasaka (noreste) y en las regiones de Afrin y Kobani, en Alepo, (norte) y suponen el 9 por ciento de la población del país.