"Si no hay justicia, no habrá paz": protestan en Baltimore por muerte de joven negro

Más de 200 personas se manifestaron en la ciudad para obtener respuestas sobre la muerte de Freddie Gray el pasado domingo a manos de la policía, por lesiones en la médula espinal.
Cientos de manifestantes protestan ante una comisaría de policía en Baltimore por la muerte del joven negro Freddie Gray
Cientos de manifestantes protestan ante una comisaría de policía en Baltimore por la muerte del joven Freddie Gray (AFP)

Baltimore

Más de 200 manifestantes marcharon este jueves en el centro de Baltimore mientras aumenta la rabia por la reciente muerte de otro ciudadano negro a manos de la policía estadunidense.

La tensión aumenta en esta ciudad portuaria y obrera de 620 mil habitantes del noreste de EU --donde se desarrolló la serie de ficción sobre crimen y corrupción "The Wire"-- tras la muerte de Freddie Gray por lesiones en la médula espinal el pasado domingo.

Gray había sido detenido el 12 de abril y luego acusado de poseer una navaja automática, según el informe de la policía. Cada noche desde su muerte se celebran protestas ante la frustración por la falta de explicaciones claras sobre las circunstancias del incidente.

"Es realmente inconcebible que un hombre joven, de 25 años de edad, en la flor de su vida, acabe muerto sin ninguna razón en absoluto", dijo el reverendo Jamal Bryant, uno de los organizadores de las protestas del jueves que comenzaron en el ayuntamiento de la ciudad.

Videos de la detención de Gray, grabados por transeúntes, muestran cómo la policía lo aplastó contra el piso frente a un proyecto de vivienda pública en Baltimore. El hombre gritó de dolor hasta que los oficiales lo subieron a un furgón policial y se lo llevaron.

"Lo tenían doblado como si fuera un cangrejo o una figura de origami", declaró Keven Moore, que registró uno de los videos, al diario Baltimore Sun. "Estaba todo doblado... solo gritaba por su vida.", acotó. Varias investigaciones están abiertas, incluyendo una del Departamento de Justicia de EU.

Los manifestantes responsabilizan de la muerte de Gray al alcalde de Baltimore y a su comisario de policía --ambos afroamericanos-- y reclaman castigo de los culpables. "Si no hay justicia, no habrá paz", gritaba la masa ante el ayuntamiento, mientras varias docenas de agentes miraban desde detrás de las barricadas y un helicóptero de la policía sobrevolaba la protesta.

Seis policías en Baltimore permanecen con paga suspendida en relación con este caso. La muerte de Gray ha convertido a Baltimore en el último punto caliente en un panorama nacional muy tenso por el debate sobre las tácticas de la policía y las relaciones raciales.

El malestar profundo se disparó el pasado 9 de agosto con la muerte de Michael Brown, un adolescente negro desarmado abatido por un policía blanco que finalmente resultó eximido judicialmente, en Ferguson, Misuri (centro de EU). Tras el incidente se desató una espiral de protestas violentas y de represión policial.