Pese a cierre de caso, no perdono ni olvido: Assange

El fundador de WikiLeaks publicó en su cuenta de Twitter que durante siete años se le mantuvo detenido sin cargos y alejado de sus hijos.

Londres

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, aseguró en un tuit que "no perdona ni olvida", tras anunciar la Fiscalía sueca que ha cerrado la investigación por supuesta violación en su contra.

"Detenido durante siete años sin cargos mientras mis hijos crecían y mi nombre se difamaba. No perdono ni olvido", afirmó el periodista australiano en su cuenta de Twitter.

El activista colgó ese escueto mensaje después de que la Fiscalía sueca justificara el cierre de la pesquisa abierta contra él por un supuesto delito de violación debido a las dificultades para hacer avanzar el caso y extraditarlo a Suecia.

TE RECOMENDAMOS: Suecia archiva caso contra Julian Assange

Assange se refugió en junio de 2012 en la legación diplomática ecuatoriana en Londres para evitar ser entregado a las autoridades de Suecia, que querían interrogarle sobre unos supuestos delitos sexuales cometidos en ese país en 2010.

En un inesperado anuncio, la Fiscalía de ese país comunicó el cierre de la investigación preliminar abierta hace siete años contra el ex hacker por un supuesto delito de violación, lo que supone el levantamiento de la orden de arresto internacional contra él.

No obstante, Scotland Yard señaló, en un comunicado, que está obligado a cumplir con la orden de arresto emitida en su día por la Corte de Magistrados de Londres, en virtud de una solicitud de extradición de Suecia.

Mientras tanto, la denunciante sueca que acusa Assange de violación considera un "escándalo" el archivo de la causa y, "conmocionada", mantiene sus acusaciones, afirmó su abogada, Elisabeth Fritz.

"Es un escándalo que un presunto violador pueda escapar a la justicia y evitar así los tribunales [...] Mi clienta está conmocionada y ninguna decisión de archivar el caso puede cambiar el hecho de que Assange la violara", declaró la abogada.

Esta denunciante, de unos 30 años de edad en el momento de los hechos, esperó en vano durante siete años que el australiano de 45 años, fundador la red especializada en filtraciones Wikileaks, fuera encausado.

A finales de 2016, Assange fue sometido en la legación diplomática a la primera sesión del interrogatorio sobre el supuesto delito de violación por el que le reclamaba la justicia de Suecia.

Estocolmo reclamaba su extradición con el objetivo de esclarecer su supuesta implicación en cuatro delitos de naturaleza sexual que él siempre negó, tres de los cuales prescribieron el pasado agosto.

El más grave, una violación "en grado menor" a una joven mientras dormía, estaba aún vigente hasta 2020, pero fue levantado.

TE RECOMENDAMOS: ¿Cómo fue la batalla legal de Assange?

AFC