• Regístrate
Estás leyendo: Ante juez, chofer de bus español accidentado en Francia
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 04:39 Hoy

Ante juez, chofer de bus español accidentado en Francia

El pronóstico de las seis personas heridas en el espectacular accidente del domingo cerca de Lille, en el norte del país europeo, ya no era muy grave, según el hospital donde están ingresados.

Publicidad
Publicidad

AFP

El conductor del autocar español implicado en un espectacular accidente el domingo cerca de Lille, en el norte de Francia, se personará este lunes ante un juez con vistas a una posible imputación, informó una fuente judicial. El pronóstico de las seis personas gravemente heridas ya no era hoy muy grave, indicó por su parte el Hospital Regional Universitario de Lille, al que fueron trasladadas las víctimas.

El accidente tuvo lugar en La Madeleine, cerca de la ciudad de Lille, hacia las 05:30 (03:30 hora GMT), cuando el techo del autocar, que transportaba a 58 personas y hacía la ruta Bilbao-Ámsterdam, quedó completamente arrancado al pasar por un túnel demasiado bajo.

El hospital había informado de 28 heridos leves y 20 de ellos habían podido abandonar ya el establecimiento médico el domingo por la noche. El prefecto, el cónsul general y el alcalde adjunto visitaron el gimnasio de la ciudad en el que se refugiaron por la noche los jóvenes pasajeros, de entre 18 y 29 años, para hablar con ellos.

Los viajeros volverán a España a lo largo de la mañana en tren, confirmó la prefectura francesa del norte. El fiscal de Lille, Frédéric Fèvre, indicó por su parte a la AFP que se abrirá una investigación penal contra el chófer que conducía en el momento del accidente por "heridas involuntarias". "Será citado próximamente ante la justicia", añadió.

Los jóvenes participaban en un viaje organizado por una compañía del País Vasco, del 25 de julio al 1 de agosto. Tenían previsto pasar varios días en un camping con varias excursiones organizadas, todo por 199 euros, explicó a la AFP la agencia de viajes. Los participantes habían tomado el autobús en Bilbao, San Sebastián y Vitoria el sábado por la tarde.

El chófer, de 59 años y considerado un buen profesional, dijo que había seguido las indicaciones del GPS y estaba abatido por los hechos, según el fiscal, Frédéric Fèvre. Las pruebas de alcoholemia y de estupefacientes dieron negativo y se había requisado el tacógrafo, precisó el fiscal. Según la prefectura, se trata de un trayecto que realiza frecuentemente, pero por alguna razón desconocida, el conductor decidió no tomar la ruta habitual.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.