Nobel de la Paz fue un regalo caído del cielo: Santos

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo que el galardón fue un impulso para las modificaciones y aprobación del acuerdo de paz con las FARC.
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. (AFP)

Oslo, Noruega

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó en Oslo que la concesión del Nobel de la Paz, que recibirá mañana en el ayuntamiento de la capital noruega, fue "un regalo caído del cielo" y "un impulso tremendo" para las conversaciones con la guerrilla de las FARC.

"Vino como caído del cielo. Fue una gran ayuda para mí, los negociadores y para todo el pueblo colombiano", dijo Santos en una rueda de prensa en el Instituto Nobel.

Santos resaltó que la paz con las FARC era "un sueño imposible" hace apenas unos años y que el reto principal ahora es que el Estado coordine la implementación del acuerdo "lo antes posible".

TE RECOMENDAMOS: Santos viaja a Noruega para recibir Nobel de la Paz

El sábado, día de la entrega del Premio, Santos recibirá saludará a grupo de niños noruegos con los que tendrá una conversación informal en el Palacio Real de Oslo, organizada por la entidad no gubernamental Save the Children, informó la presidencia colombiana.

Entre el centenar de menores que participarán en esa actividad, estarán también los jóvenes colombianos Bienvenida Preciado Cortés y Juan David Lopera, ambos de 14 años.

Tras ese acto, Santos mantendrá una reunión privada con el rey Harald V, y luego se dirigirá al Oslo City Hall para la ceremonia de entrega del Premio.

En su discurso de aceptación, de unos 20 minutos de duración, el mandatario destacará que el conflicto armado en Colombia ha terminado gracias al acuerdo de paz firmado con las FARC el pasado 24 de noviembre.

El Instituto Nobel dijo el 7 de octubre, al anunciar el Premio para Santos, que se trata de un reconocimiento "por sus decididos esfuerzos para acabar con los más de 50 años de guerra civil en Colombia, una guerra que ha costado la vida de al menos 220 mil colombianos y desplazado a cerca de seis millones de personas".

Entre los invitados especiales del jefe de Estado a la ceremonia están siete víctimas de ese conflicto, de las cuales destaca la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, que estuvo secuestrada por las FARC más de seis años.

También integran ese grupo la compañera de cautiverio de Betancourt, la congresista Clara Rojas; el escritor Héctor Abad Faciolince, Fabiola Perdomo, Pastora Mira, Leyner Palacios y Liliana Pechené, todos víctimas del conflicto.

Ellos tienen en común, además del sufrimiento, la decisión de perdonar a quienes les causaron daño con la idea de que para que haya paz de verdad en el país es necesaria la reconciliación.

TE RECOMENDAMOS: El pacto por el que Santos obtuvo el Nobel de la Paz

Otros invitados del presidente son los miembros del equipo del gobierno que durante cuatro años negociaron con las FARC en La Habana, encabezado por su jefe, Humberto de la Calle, y el Alto Comisionado de Paz, Sergio Jaramillo.

AFC