Un joven peruano escapa de Sendero Luminoso tras casi 17 años cautivo

Roger Guevara Vargas fue llevado por una tía a un campamento del grupo terrorista cuando tenía seis meses, y se reencontró con su madre, que lo perdió cuando tenía 15 años, en Huancayo.

Lima

Un joven peruano escapó después de permanecer durante casi 17 años en poder del grupo terrorista Sendero Luminoso, al que fue llevado por una tía cuando tenía seis meses, informó hoy la agencia oficial Andina. Roger Guevara Vargas declaró que escapó de los remanentes senderistas hace unas semanas, cuando se realizaba un cambio en la vigilancia de un campamento ubicado en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), una amplia zona selvática ubicada en el centro y sur del país.

Según Andina, que citó fuentes del Ejército peruano, el joven fue luego "rescatado" por miembros de inteligencia militar en el distrito de Kimbiri, en la región sureña de Cuzco. Guevara, quien dijo que estaba cansado de soportar los abusos e injusticias de los cabecillas del grupo armado, fue trasladado por militares hasta la ciudad centro andina de Huancayo, donde se reencontró con su madre, María Vargas Figueroa, quien afirmó que tenía 15 años cuando secuestraron a su hijo.

"Me ha prestado asistencia y socorrido durante todos estos años la 'camarada Vilma', quien es esposa del 'camarada José', hermana de sangre de mi madre María Vargas Figueroa", relató el joven. El muchacho fue entregado a su madre por el general del Ejército Marino Ambia Vivanco, quien estuvo acompañado por autoridades judiciales y de la Policía, precisó Andina.