John Kerry inicia gira de despedida por Europa

El diplomático estadunidense, que cederá su puesto el 20 de enero, eligió Alemania y Bruselas, sede de la OTAN y capital de la Unión Europea, para uno de sus últimos viajes como secretario de Estado.
El jefe de la diplomacia estadunidense John Kerry.
El jefe de la diplomacia estadunidense John Kerry. (Reuters )

Washington

El secretario de Estado saliente de Estados Unidos, John Kerry, inició este lunes en Berlín una gira de despedida en Europa para reforzar los vínculos transatlánticos, seis semanas antes de la investidura del presidente electo Donald Trump, que preocupa en Europa.

El jefe de la diplomacia estadunidense que cederá su puesto el 20 de enero cuando la administración de Trump llegue al poder, eligió Alemania y Bruselas, sede de la OTAN y capital de la Unión Europea, para uno de sus últimos viajes como secretario de Estado a Europa, donde viajó decenas de veces en cuatro años.

TE RECOMENDAMOS: Trump cena con Romney, favorito para secretario de Estado

Kerry llegó a Berlín a media jornada para reunirse con su par alemán Frank-Walter Steinmeier. Los dos hombres abordarán probablemente los principales asuntos del momento: Siria, Yemen, Libia, Ucrania.

También prepararán la reunión de ministros de Relaciones Exteriores de los países de la OTAN que se celebrará el martes y el miércoles en Bruselas, así como el encuentro entre cancilleres de los 57 países miembros de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que tendrá lugar el miércoles y el jueves en Hamburgo.

Respecto a la guerra en Siria, un conflicto para el que Kerry intentó en vano encontrar una salida, los rusos y los estadunidenses mantendrán conversaciones a nivel técnico y subalterno en Ginebra.

El martes o el miércoles, las dos potencias debatirán la retirada "de todos los rebeldes" de la ciudad de Alepo, uno de los mayores frentes del conflicto sirio, anunció el canciller ruso, Serguei Lavrov.

Aliados preocupados

En Berlín, el ministro de Relaciones Exteriores alemán, que pronto será presidente de su país, le entregará a Kerry la Gran Cruz de primera clase de la Orden del Mérito, una de las recompensas más prestigiosas de Alemania, por su lucha contra el calentamiento global, la no proliferación nuclear, el grupo Estado Islámico...

Washington y Berlín siguen siendo aliados muy cercanos.

La capital alemana recibió en noviembre a Obama, que visitaba Europa por última vez como presidente de Estados Unidos. El mandatario estadunidense rindió entonces homenaje a la canciller alemana.

TE RECOMENDAMOS: Trump designa a Ben Carson como secretario de Vivienda

En Asia y en Europa, los aliados históricos de Estados Unidos están preocupados ante la llegada a la Casa Blanca de Trump, considerado como aislacionista y proteccionista.

Una inquietud que Trump no disipó, ya que no dio muchas pistas sobre su política extranjera y no dudó en criticar el principio fundador de la OTAN basado en la solidaridad en caso de agresión.

Además, repitió en varias ocasiones su voluntad de acercarse a la Rusia de Vladímir Putin, a pesar de las crisis en Ucrania y en Siria.

Y en los últimos días, mostró poco respeto por los usos diplomáticos al llamar a numerosos dirigentes extranjeros sin contar con la administración saliente.

Multiplica, además, los comentarios en Twitter para criticar a China, que se ofendió de su reciente conversación telefónica con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, un hecho inédito en 40 años.

Ante la sorpresa de parte de la clase política y de los diplomáticos estadunidenses, Kerry dijo el domingo en Washington que estaba "a un millar de kilómetros" del proceso de transición. "No nos contactaron antes de mantener estas conversaciones", lamentó.

jamj