• Regístrate
Estás leyendo: Jerusalén, la capital que divide a palestinos e israelíes
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 17:49 Hoy

Jerusalén, la capital que divide a palestinos e israelíes

Si Donald Trump muda su embajada a Jerusalén daría un vuelco de décadas de la política internacional de Washington respecto a la ciudad santa.


Publicidad
Publicidad

AFP

Si traslada la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén, como lo ha comunicado al presidente palestino y al rey jordano, Donald Trump rompería el posicionamiento de la comunidad internacional y de décadas de política estadunidense.

Historia

El plan de división de la ONU en 1947 preveía la partición de Palestina en tres entidades: un Estado judío, un Estado árabe y Jerusalén como un "corpus separatum" bajo régimen internacional especial, administrado por Estados Unidos.

Este plan fue aceptado por los dirigentes sionistas, pero rechazado por los líderes árabes.

Tras la salida de los británicos y la primera guerra árabe-israelí, se crea el Estado de Israel en 1948, que hace de Jerusalén Oeste su capital Jerusalén, este queda bajo el control de Jordania.


Israel toma y se anexiona Jerusalén, este durante la guerra de los Seis Días en 1967. Una ley fundamental aprueba en 1980 el estatus de Jerusalén como capital "eterna e indivisible" de Israel.

Posición israelí y palestina

El gobierno israelí lo recordó el martes: "Jerusalén es la capital del pueblo judío desde hace 3 mil años y la capital de Israel desde hace 70 años". Esto es válido para todo Jerusalén, Oeste y Este, ciudad "reunificada".


La Autoridad Palestina, interlocutora de la comunidad internacional y de Israel, reivindica Jerusalén Este como la capital de un futuro Estado palestino independiente. El Hamas islamista, que no reconoce Israel, habla simplemente de Jerusalén como la capital de una futura Palestina.

Estados Unidos

En 1995, el Congreso estadunidense adoptó el Jerusalem Embassy Act que pide a Estados Unidos trasladar la embajada de Tel Aviv a Jerusalén, "capital del Estado de Israel".

La ley es vinculante para el gobierno estadunidense. Pero una cláusula permite a los presidentes aplazar su aplicación durante seis meses en virtud de "intereses de seguridad nacional".


Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama accionaron sistemáticamente la cláusula cada seis meses.

Trump lo hizo por primera vez el pasado junio, a su pesar. Pero este martes comunicó al presidente palestino, Mahmud Abas, y al rey de Jordania, Abdalá II, su intención de trasladar la embajada, según informaron la presidencia palestina y el palacio real jordano.

La comunidad internacional

Su posicionamiento no ha cambiado durante décadas. La ONU no reconoce la anexión de Jerusalén Este, que considera un territorio ocupado. Declaró la ley israelí de 1980 una violación de la ley internacional.

Para la ONU, el estatuto final de Jerusalén tiene que ser negociado entre las partes.

La visión internacional más extendida es la de Jerusalén como capital de Israel y de un Estado palestino independiente.


La resolución 478 de la ONU en 1980 pedía a todos los países con una misión diplomática en la Ciudad Santa que la retiraran. Trece países (Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Salvador, Guatemala, Haití, Holanda, Panamá, Uruguay, Venezuela) trasladaron su embajada a Tel Aviv, donde se encuentran las de los otros países.

Rusia

Los medios israelíes se hicieron eco en 2017 de un comunicado del gobierno ruso afirmando que consideraba "Jerusalén Oeste como la capital de Israel".

El documento, acogido con entusiasmo por una parte de la clase política israelí aunque con pocas consecuencias efectivas, reconocía también "Jerusalén Este como la capital de un futuro Estado palestino".


jamj

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.