Las críticas de Donald Trump a Jeff Sessions

La ira del presidente de EU comenzó con la decisión del fiscal general de apartarse de la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones, incluso se dijo arrepentido de haberlo designado. 

Ciudad de México

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mantiene la presión sobre el fiscal general, Jeff Sessions. A primera hora de la mañana, recurrió a Twitter para acusar al ex senador, aliado de campaña y asesor, de tomar una posición "MUY débil" en el Departamento de Justicia sobre "los delitos de Hillary Clinton".

No es la primera vez que el mandatario arremete contra Sessions, quien parece estar ahora en la cuerda floja y, según varios medios, Trump está tratando de que renuncie e incluso se plantea despedirlo.


La ira del presidente comenzó con la decisión de Sessions de apartarse de la investigación sobre la intromisión de Rusia en las elecciones, misma que se hizo evidente el 20 de julio cuando se dijo arrepentido de haberlo designado fiscal general. 

Hace unos meses, Sessions se inhibió de las investigaciones que lleva a cabo el FBI sobre la posible relación del equipo de campaña presidencial de Trump con Rusia. Lo hizo por sospechas de parcialidad, tras conocerse que se había reunido durante la campaña con el embajador ruso en Washington, Serguei Kislyak, pese a haber negado esos contactos bajo juramento.

Eso fue en marzo, pero el tema parece haberle dado fuerte a Trump, cuyo enfado sigue muy fresco. Tras bastidores se sabía que hacía tiempo que el presidente estaba enfadado con su secretario de Justicia, pero ahora es cuando el mandatario ha dado plena rienda suelta a su enfado.

Con mucha dureza Trump habló de Sessions en una entrevista con el diario "The New York Times", en la que tildó su actuación de "muy injusta". "Sessions no tendría que haberse recusado, y si quería hacerlo, debió decírmelo antes de aceptar el puesto. Entonces yo habría elegido a otra persona", afirmó Trump.


El 24 de julio, el mandatario reforzó su enojo con un tuit en el que aludió a Sessions como "acosado".

Asimismo, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, le dijo al programa "Fox & Friends" del canal Fox News que el presidente "está frustrado y decepcionado" por la decisión del fiscal general de recusarse de la investigación y "esa frustración no ha disminuido y no creo que disminuirá".

Las sospechas de la salida de Sessions del equipo de Trump tomaron fuerza luego de que en un evento en la Casa Blanca, Trump ignoró la pregunta de un periodista de si pensaba que el fiscal general debería renunciar. La semana pasada, el funcionario dijo que permanecería en el cargo por ahora.

Si Trump llega a despedir a Sessions, el cargo lo ocuparía el subsecretario Rod Rosenstein al menos interinamente. Es decir, el cargo quedaría ocupado por otro funcionario a quien Trump ha criticado tanto en público como en privado por su manejo de la investigación sobre Rusia, según fuentes tanto dentro como fuera de la Casa Blanca que también pidieron permanecer anónimas.

AER