• Regístrate
Estás leyendo: Jefe de OEA estudia pedidos de oposición venezolana para resolver crisis
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 06:44 Hoy

Jefe de OEA estudia pedidos de oposición venezolana para resolver crisis

Luis Almagro, secretario general del organismo continental, atenderá los pedidos de la oposición, que dice tener ya 600 mil firmas, el triple de las necesarias para iniciar el proceso para revocar al presidente Maduro.

Publicidad
Publicidad

AFP

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, evaluará medidas para resolver la crisis política en Venezuela, atendiendo pedidos de la oposición a facilitar el diálogo institucional y observar el proceso de referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro. En Caracas, la oposición afirmó que ya cuenta con 600 mil firmas, tres veces más de las requeridas por el CNE para activar la consulta.

Una comisión de seis diputados de la opositora Asamblea Nacional venezolana le entregó hoy una carta a Almagro en Washington solicitándole "que actúe para superar la actual crisis institucional", escribió el jerarca de la Organización de Estados Americanos (OEA) en un comunicado.

Aunque el contenido de la carta es reservado, los parlamentarios explicaron que Almagro deberá evaluar "distintos mecanismos" para "avanzar en una facilitación internacional". Una alternativa es el envío de una misión de mediación o la convocatoria de un Consejo Permanente, el órgano político de la OEA, para discutir la convulsa situación venezolana, señalaron.

El país con las mayores reservas petroleras del mundo atraviesa una "grave" situación económica y social, unida a la "violación de los estándares democráticos", dijo el diputado Timoteo Zambrano en una rueda de prensa tras la reunión.

"El sistema interamericano tiene que forzar la aplicación de algún mecanismo que permita superar la situación que estamos viviendo (...) La región tiene que expresarse, no solamente el Secretario General" de la OEA, afirmó.

Luis Florido, presidente de la Comisión de Política Exterior del Parlamento venezolano se lamentó que "la crisis va por el ascensor y la comunidad internacional siempre va por la escalera". Almagro solicitó información adicional, dijeron los parlamentarios, pero una decisión del secretario general de la OEA podría tardar semanas.

Tras caer en manos opositoras el pasado enero -después de 17 años de hegemonía chavista-, el Legislativo venezolano está en un choque frontal con el Ejecutivo y el Poder Judicial, al que acusan de coludir con el gobierno.

Revocatorio "atrasado"

El pedido de los parlamentarios podría implicar la invocación de la Carta Democrática Interamericana, mediante la convocatoria de una sesión del Consejo Permanente. El artículo 20 del documento autoriza al Secretario General a convocar el Consejo Permanente en caso de "alteración del orden constitucional" en un país miembro de la OEA "que afecte gravemente su orden democrático".

Pero la parlamentaria Delsa Solórzano dijo que la oposición no está pidiendo sanciones contra Venezuela. El gobierno de Maduro ha logrado impedir intentos anteriores por llevar la situación interna al seno de la OEA, pero los parlamentarios opositores se ven más optimistas esta vez, apelando a la "visión distinta" de Almagro sobre el organismo y una reducción de la influencia bolivariana en la región.

Los opositores también alertaron a Almagro sobre presuntos retrasos en el proceso de referendo revocatorio contra Maduro, iniciado esta semana, pidiendo al organismo regional enviar una misión de observación. "Este gobierno ha atrasado los lapsos con respecto al referendo revocatorio y eventualmente puede llevarlo hasta el año 2017 para lo cual sería inútil", dijo Florido a periodistas.

Pero una misión observadora difícilmente sería aceptada por Caracas, que impide la entrada a la OEA desde 2006, durante el gobierno del fallecido Hugo Chávez, padre político de Maduro, y acusa a Almagro de intervenir en sus asuntos internos.

La oposición acelera el proceso del referendo para que la votación se produzca este año: de postergarse hasta el cuarto año del gobierno de Maduro y éste es revocado, el actual vicepresidente terminaría el periodo de gobierno hasta 2019.

En Washington, los diputados se reunieron también con funcionarios de la Casa Blanca para discutir, entre otras cosas, mecanismos de ayuda internacional humanitaria ante la escasez de medicamentos y alimentos, dijo Florido. El viernes tendrán encuentros con la subsecretaria para América Latina del Departamento de Estado, Roberta Jacobson.

Oposición tiene ya 600 mil firmas

Mientras, en Caracas, el vicepresidente del Parlamento, Enrique Márquz, informó que la oposición venezolana ha recogido ya unas 600 mil firmas para activar un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, tres veces más de las requeridas por la autoridad electoral (CNE).

"Recogimos más del triple de las firmas que necesitábamos para respaldar el primer paso del referendo revocatorio. Cifras extraoficiales (...) hablan de más de 600 mil firmas solamente el día de ayer (miércoles), es un número sumamente alto tomando en cuenta que el CNE solo pide poco menos de 200 mil", dijo Márquez a periodistas.

El recaudo se inició el miércoles, un día después de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) autorizara a la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que controla el Legislativo y se propone sacar a Maduro del poder hacia finales de este año.

Márquez señaló que las rúbricas -para cuya recolección hay un plazo de 30 días- serán entregadas a comienzos de la próxima semana al CNE para su verificación. "A quienes han firmado esta voluntad les recordamos que vendrá un proceso en el que tendrán que movilizarse para validar su firma en los sitios que acordemos con el CNE", indicó el diputado.

Tras cumplirse ese requisito, el referendo será activado y la MUD deberá recoger cerca de cuatro millones de firmas más para que el CNE lo convoque. Para revocar a Maduro, el "sí" debería sacar un voto más de los 7'587,532 con que el heredero político del fallecido líder socialista Hugo Chávez fue elegido en 2013 para un período de seis años.

El miércoles, el mandatario venezolano consideró sin "viabilidad política" los intentos de la oposición por sacarlo del poder. "Nada de lo que están haciendo tiene viabilidad política, y la revolución aquí se va a continuar y va a tener a este presidente por lo menos hasta el 2018", aseguró Maduro en un encuentro con sus partidarios.

Márquez desestimó esa declaración señalando que es similar a las expresiones triunfalistas del presidente antes de las elecciones legislativas del pasado 6 de diciembre, que la MUD ganó de forma aplastante poniendo fin a 17 años de hegemonía chavista.

"Lo mismo está diciendo hoy y se vuelve a equivocar. El pueblo venezolano ha decidido cambiar y lo ha hecho de una manera contundente. Le daremos una lección de democracia y convencimiento cívico que no tendrá otra alternativa que abandonar (el palacio de) Miraflores", sostuvo el asambleísta.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.