Jared Kushner niega colusión con Rusia

El yerno de Donald Trump rechaza ante una comisión del Senado haber negociado con funcionarios de Moscú durante la campaña electoral.

Washington

El empresario Jared Kushner, de 36 años, yerno y asesor personal del presidente estadunidense Donald Trump, negó ante la comisión de Inteligencia del Senado haberse coludido con funcionarios rusos durante la campaña para los comicios de 2016.

"Permítanme que sea muy claro: no me coludí con Rusia, ni conozco a nadie de la campaña que lo haya hecho. No usé fondos rusos para mis negocios. Y he sido transparente en proporcionar la información pedida", dijo Kushner en la Casa Blanca, luego de su reunión con los senadores.

El asesor añadió que "los documentos que he proporcionado voluntariamente mostrarán que todas mis acciones fueron correctas y ocurrieron en el curso normal de eventos de una campaña muy singular". Kushner mantuvo una reunión privada con la comisión de Inteligencia del Senado que se extendió por cerca de dos horas.

Poco antes de ingresar a esa reunión, divulgó una declaración escrita, de once páginas, donde admite haber tenido contactos con el entonces embajador ruso Sergei Kislyak y otros funcionarios del Kremlin en cuatro oportunidades en la campaña electoral, calificándolos como algo normal en su rol de enlace del equipo de Trump con gobiernos extranjeros.Kushner también admitió dos encuentros con un banquero ruso, Sergei Gorkov, considerado un hombre próximo al presidente Vladímir Putin.

De cualquier forma, aseguró que en ningún encuentro se discutieron las sanciones estadunidenses a Moscú, como se dijo en un momento. Kushner mencionó además la reunión con una abogada rusa, Natalia Veselnitskaya, encuentro que había desatado una enorme polémica a inicios de este mes.

El hijo de mayor de Trump, Donald Jr. había sugerido que el comité de campaña esperaba recibir de Veselnitskaya información comprometedora sobre la rival de su padre, Hillary Clinton, para usar en la campaña electoral. El yerno de Trump defendió que su suegro ganó los comicios porque "tenía un mensaje mejor y dirigió una campaña mejor" que los demócratas, y dijo que "sugerir otra cosa ridiculiza a los que votaron por él" en las presidenciales de 2016.

La declaración divulgada por Kushner también confirmó que al momento de haber presentado los formularios obligatorios para tener acceso a informaciones reservadas no hizo mención de esos encuentros con funcionarios o empresarios rusos. Casado con la hija mayor de Trump, Ivanka, Kushner es el primer integrante del círculo familiar más próximo del mandatario en ser interrogado por la interminable controversia sobre las relaciones con Rusia.

Kushner llegó al recinto reservado para los senadores y fue recibido por un impresionante batallón de fotógrafos y camarógrafos, pero se mantuvo imperturbable y no formuló declaraciones. El senador demócrata Ron Wyden, miembro del comité que interrogó a Kushner, dijo que su presentación "dejó más preguntas que respuestas" y que no debe ser ser asumida como "toda la verdad".

A su vez, Trump dijo que su yerno hizo "un buen trabajo", según la nueva vocera de la Casa Blanca, Sarah Huckabee. Asimismo, Trump insistió en la necesidad de reformar el sistema de salud conocido como Obamacare, ante la votación que hoy celebrará el Senado sobre si abren o no los debates acerca de una reforma, bloqueada por cinco senadores republicanos. "Los republicanos tienen una última oportunidad para hacer lo correcto y derogar y reemplazar (el Obamacare), después de años de hablar y hacer campaña sobre esto", agregó.