Japoneses crean "test" que detecta ébola en 30 minutos

Jiro Yasuda, científico de la Universidad de Nagasaki, dice que su sistema es más sencillo que el actual y puede ser usado donde no tienen aparatos caros.
La crisis alimentaria se intensificará en las próximas semanas, advierte experto de la FAO.
La crisis alimentaria se intensificará en las próximas semanas, advierte experto de la FAO. (Dominique Faget/AFP)

Tokio

Científicos japoneses anunciaron ayer que desarrollaron un test para detectar la presencia del virus del ébola en apenas 30 minutos, con una sencilla tecnología de diagnóstico que por su simplicidad y bajo costo puede ser utilizada en África Occidental.

El profesor Jiro Yasuda y su equipo de la Universidad de Nagasaki indicaron que la prueba es más económica que el sistema que se utiliza actualmente en la región azotada por la epidemia, donde el virus ha matado a más de mil 500 personas en casi seis meses.

“El nuevo método es más sencillo que el actual y puede ser utilizado en los países donde no están disponibles los aparatos caros” para analizar las muestras de fluidos corporales, comentó Yasuda en una entrevista telefónica concedida a la agencia de noticias AFP.

Cómo funciona

El método de diagnóstico creado por el equipo de científicos japoneses revela visualmente solo los genes específicos del virus del ébola que se hallan en una muestra de sangre o en cualquier otro fluido corporal.

Para aplicar ese sistema primero, utilizando técnicas ya existentes, se extrae el ácido ribonucleico (ARN) —las moléculas biológicas para la codificación de genes— de cualquier tipo de virus presente en una muestra de sangre. A partir de esa información se crea una secuencia de ADN.

La innovación nipona consiste en mezclar esa muestra en un tubo de ensayo con una sustancia específica y luego someter la mezcla a una temperatura de entre 60-65 grados Celsius.

Si hay ébola, el ADN propio de ese virus se revela visualmente en 30 minutos; si no, el líquido se vuelve turbio.

El padecimiento se detecta actualmente mediante un proceso que dura hasta dos horas, con material muy especial y aparatos costosos.

El nuevo método “solo necesita un equipamiento que pueda calentarse con una pila y que cuesta unos centenares de dólares, un precio que los países en desarrollo pueden pagar”, aseguró Yasuda.

El test está “listo para ser enviado”, pero el experto no ha recibido peticiones de los países afectados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) registró hasta el 26 de agosto 3 mil 69 casos de infección en Liberia, Guinea, Sierra Leona y Nigeria. De éstos, mil 552 han fallecido. Además, el viernes se confirmó otro caso en Senegal.

Escasez de comida

La epidemia de ébola ha puesto en estado de alerta el oeste de África y ha llevado a algunas compañías aéreas a restringir los vuelos con los países afectados.

La ONU alertó ayer del peligro de escasez de alimentos tres de los países africanos afectados por la epidemia como consecuencia de la restricción del comercio transfronterizo y de las importaciones.

“El acceso a la comida se ha convertido en una preocupación urgente para muchas personas en tres de los países afectados (Guinea, Liberia y Sierra Leona)”, dijo Bukar Tijani, representante regional de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Las restricciones de los desplazamientos en esos países han provocado compras motivadas por el pánico, con la consecuente escasez de alimentos, así como un fuerte aumento de los precios, sobre todo en los centros urbanos, precisó la  FAO.

“Con el peligro que pesa sobre la cosecha principal, así como la restricción del comercio y movimiento de bienes, la crisis alimentaria se intensificará en las próximas semanas”, auguró Tijani.

En el caso de Guinea, Liberia y Sierra Leona, tres países exportadores de cereales y otras materias primas, la imposición de zonas de cuarentena tiene consecuencias en la exportación de aceite de palma, cacao y caucho.

La  FAO advierte que el cierre de fronteras comunes entre los tres países así como la reducción del comercio en los puertos marítimos también está reduciendo el suministro y aumentando los precios.

En Liberia, uno de los países más afectados, el precio de la yuca en los mercados de Monrovia, la capital, subió 150% en las primeras semanas de agosto, indicó la  FAO.

Para hacer frente a la situación, el Programa Mundial de Alimentos (PAM) ha lanzado una operación regional de emergencia para reunir 65 mil toneladas de comida para 1.3 millones de personas en las áreas más afectadas.

• • •

Enfermeras de Liberia inician huelga

Las enfermeras del hospital John F. Kennedy de Monrovia iniciaron ayer una huelga para exigir mejores salarios y una mayor protección contra el ébola, que ya ha causado la muerte de al menos 694 personas en Liberia.

El portavoz de las enfermeras, John Togba, explicó ayer que las auxiliares sanitarias, en sus puestos de trabajo, carecen del equipo necesario para protegerse del virus. Esto, lamentó, está causando un aumento del número de contagios y muertes entre el personal sanitario del país, por lo que muchos de ellos se muestran reacios a regresar a sus puestos de trabajo ante el miedo a ser infectados.

El hospital John F. Kennedy es uno de los grandes centros de tratamiento y aislamiento para enfermos de ébola en Liberia, por lo que la huelga afectará en gran medida a la lucha contra la enfermedad. Togba afirmó que el personal sanitario se ve poco recompensado ante el alto riesgo al que está expuesto cuando desempeña su trabajo, mientras observa cómo sus colegas mueren al intentar salvar vidas.

La presidenta Ellen Johnson Sirleaf dijo: “Tenemos que hacer todo lo posible para mantener seguros a los trabajadores de salud”, y reiteró el compromiso de mejorar sus condiciones laborales.

EFE/Monrovia

• • •