• Regístrate
Estás leyendo: James Comey pone en las cuerdas a Hillary
Comparte esta noticia
Jueves , 19.07.2018 / 03:52 Hoy

James Comey pone en las cuerdas a Hillary

La reapertura del caso de los correos de la demócrata por el FBI es un regalo caído del cielo para Donald Trump.

Publicidad
Publicidad

La Aldea

La decisión del director del FBI, James Comey, de reabrir el caso de los correos electrónicos de la candidata demócrata Hillary Clinton enviados desde un servidor privado cuando era secretaria de Estado de Barack Obama podría tener consecuencias sin precedentes en la historia política de Estados Unidos.

Comey, un republicano de 55 años, no quería tomar riesgos que pudieran empañar su integridad pero ante el hallazgo de nuevos mensajes está ahora en el ojo del huracán, acusado de inmiscuirse en la campaña presidencial a una semana de los comicios del 8 de noviembre.

Según el mismo Comey, aún no está claro si el hallazgo es significativo, pero reabrió la investigación tras haberla archivado en julio sin hallar méritos para acusar a Clinton.

Como sea, aunque se aceleren los tiempos es imposible llegar a una conclusión antes del 8 de noviembre.

En una misiva al personal del FBI, Comey explicó que se sentía “en la obligación” de mencionar el hallazgo de nuevos correos, “ya que en los últimos meses dije en repetidas ocasiones que la investigación había concluido. En medio de una elección, hay un riesgo importante de ser malinterpretado”, admitió. Y aparentemente fue malinterpretado por todas las partes.

“Es el mayor escándalo político desde Watergate”, que causó la renuncia de Richard Nixon en 1974, dijo el candidato republicano Donald Trump, llevando agua a su molino tras dos semanas de caída en las encuestas.

Los nuevos correos fueron hallados en el computador portátil de Anthony Weiner, esposo de Huma Abedin, cercana colaboradora de Clinton. La Casa Blanca optó por la prudencia. “No criticaré ni defenderé al director Comey”, dijo ayer Josh Earnest, vocero del presidente Barack Obama, pero destacó que existe una “antigua tradición” de no hablar sobre una investigación en curso durante una campaña electoral.

Pero Clinton descargó el domingo contra Comey. “Es bastante raro sacar a luz algo semejante, con tan poca información, justo antes de una elección”, dijo en un mitin en el estado clave de Florida. Es una medida “que no tiene precedente y es muy preocupante, porque los electores necesitan saber los hechos en su totalidad”, añadió y su mensaje fue repetido por todo su entorno.

El líder demócrata en el Senado, Harry Reid, fustigó a Comey por una acción que busca, dijo, ayudar a una de las partes. “Mediante sus acciones tendenciosas, usted puede haber roto la ley”, le dijo Reid en un comunicado.

En carta publicada por el Washington Post, el ex secretario de Justicia Eric Holder dijo que fue “un grave error con consecuencias potencialmente graves” de parte de un “hombre íntegro y de honor”.

Comey, designado por el presidente Obama en 2013 para un periodo de diez años, había anticipado a los líderes del Departamento de Justicia su intención de escribir al Congreso. Pero intentaron disuadirlo.

Según el Post, que cita fuentes cercanas a Comey, este pensó que la información podía fugarse a la prensa, a riesgo de que su silencio fuera interpretado como un intento de ocultamiento.

Pero Comey también desafió la tradición al anunciar en julio en una rueda de prensa sorpresa que no había evidencia para imputar a Clinton por el caso de los correos, aunque afirmó que ella fue “extremadamente descuidada” en el manejo de “informaciones altamente sensibles”.

Dos días después, compareció ante el Congreso de mayoría republicana y prometió volver en caso de que hubieran nuevos acontecimientos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.