• Regístrate
Estás leyendo: Israel no permitirá que sus soldados sean juzgados
Comparte esta noticia
Jueves , 19.07.2018 / 19:16 Hoy

Israel no permitirá que sus soldados sean juzgados

La decisión de solicitar la entrada en el Tribunal de la Haya por parte de los palestinos prepara el escenario para potenciales acciones legales contra Israel por crímenes de guerra.

Publicidad
Publicidad

AFP

Israel estudiaba tomar nuevas medidas de presión contra los palestinos tras congelar el pago de más de 100 millones de euros de impuestos recaudados por cuenta de la Autoridad Palestina, como primera respuesta a su solicitud de adhesión a la Corte Penal Internacional (CPI).

"La Autoridad Palestina ha elegido el camino de la confrontación con Israel, y nosotros no vamos a quedarnos sentados", dijo el primer ministro Benjamin Netanyahu a su gabinete ministerial, abogando por hacer una vigorosa defensa en torno al ejército israelí.

La decisión de solicitar la entrada en el Tribunal de la Haya por parte de los palestinos prepara el escenario para potenciales acciones legales contra Israel por crímenes de guerra, en una apuesta por presionar al estado judío para que abandone la ocupación y los asentamientos.

Como era de prever, la petición, presentada formalmente el viernes, provocó la ira de Israel, que acto seguido congeló el PAGO de 500 mil millones de shekels (127 millones de dólares o 106 millones de euros) en impuestos vertidos a la Autoridad Palestina.

Debido a un acuerdo económico firmado en 1994, Israel transfiere a la Autoridad palestina decenas de millones de dólares cada mes, en concepto de aranceles aduaneros por la mercancía destinada al mercado palestino que transitan por puertos israelíes. Estos impuestos conforman dos tercios del presupuesto anual de la Autoridad Palestina (excluida la ayuda internacional).

Mientras el jefe de las negociaciones de paz palestino Saeb Erakat denunciaba la medida de "piratería", responsables israelíes advirtieron de que esta era solo la primera de otras muchas medidas punitivas.

"Si la Autoridad Palestina no retrocede, creo que tendremos que tomar medidas mucho más severas", afirmó el ministro de Asuntos Estratégicos Yuval Steinitz, aliado cercano a Netanyahu, refiriéndose a una "disolución gradual" de la Autoridad.

Adicionalmente, Israel ha dicho que emprenderá acciones legales contra dirigentes palestinos, incluido su presidente, Mahmud Abas, según dijo el viernes una fuente próxima al gobierno.

No obstante, en un gesto inusual, Israel descartó anunciar nuevos asentamientos como penalización.

La respuesta de Israel será "más dura y amplia" que la congelación del pago de impuestos, pero no incluirá anuncios de asentamiento, dijo el director general del ministerio de Exteriores, Emmanuel Nahshon, durante un encuentro del ministro con diplomáticos israelís con misiones en Europa.

"Israel está a punto de cambiar de la defensiva a la ofensiva", dijo Nahshon citando al ministro.

Tras la aceptación de Palestina como estado observador de la ONU en noviembre de 2012, Israel ya congeló otra gran partida de fondos palestinos y anunció la construcción de 3 mil casas en un área muy sensible de la franja ocupada de Cisjordania y en Jerusalén, desencadenando una enérgica protesta de la comunidad internacional.

Un alto responsable israelí citado por el diario Haaretz dijo que el gobierno hebreo aprendió la lección de ese incidente y no tomará medidas que conviertan a Israel en el centro de las críticas en lugar de los palestinos.

'Una molestia para Israel'

"No permitiremos que los soldados y los oficiales de Tsahal sean llevados ante el tribunal de La Haya", declaró Netanyahu en el consejo de ministros semanal.

La Corte Penal Internacional de La Haya, creada en 2002, es un órgano creado para juzgar los crímenes de guerra más graves, como los genocidios y los crímenes contra la humanidad.

"Los soldados de Tsahal continuarán defendiendo el Estado de Israel con valentía y determinación, y de la misma forma que nos protegen, los protegeremos", prometió.

Responsables legislativos israelíes citados por el diario Yediot Aharonot dijeron que la hipotética entrada de Palestina en la CPI sería un "fastidio para Israel, pero no tendría ninguna consecuencia práctica legal", y otro alto cargo señaló que estaban preparados para poner en marcha sus propias demandas contra dirigentes palestinos inmediatamente.

Por su parte, un jurista palestino dijo que la primera acción palestina de ser admitida en el Tribunal versará sobre los "crímenes" perpetrados por Israel en la última guerra en Gaza este verano.

Según Netanyahu, "quienes deben ser juzgados son los dirigentes de la Autoridad Palestina que se han aliado con los criminales de guerra de Hamas".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.