Pruebas con misiles seguirán de ser necesario, advierte Irán

El presidente Hasan Rohaní dijo que su país no necesita permiso de Estados Unidos para realizar pruebas de misiles.
El presidente iraní, Hasan Rohani.
El presidente iraní, Hasan Rohani. (AFP)

Teherán

El presidente de Irán, Hasan Rohaní, advirtió que su país no necesita permiso de Estados Unidos para realizar pruebas de misiles, que continuarán "si es técnicamente necesario".

"Nuestros misiles son para nuestra defensa y para la paz, no son ofensivos. Sepan que mientras haya una necesidad técnica para realizar pruebas de misiles, así lo haremos y no pediremos permiso a nadie", aseguró Rohaní desde Teherán a la prensa, tras las nuevas críticas del presidente estadunidense Donald Trump.

Rohaní, que descartó cualquier freno a la capacidad militar de su país, también indicó que "si Irán no tuviera armas habría algunos que cometerían un error de cálculo", en alusión a eventuales ataques contra la República Islámica.

Sobre la reciente cumbre de Riad de países islámicos y Estados Unidos, aseguró que es "simbólica y carece de valores políticos" porque ni Arabia Saudí ni EU han luchado contra el terrorismo.

Rohaní defendió que nadie puede ignorar que la presencia de Irán en la región es la que puede traer "estabilidad y seguridad a Oriente Medio".

"Los únicos que han acabado con el terrorismo son el pueblo de Siria, de Irak y del Líbano... y el pueblo de Irán ayudó a estos países", respondió el presidente iraní a las críticas a su apoyo al régimen del presidente sirio, Bachar Al Asad, o al grupo libanés Hizbulá.

Rohaní agregó que Irán combatirá al terrorismo "hasta el final" y "usará todas sus capacidades para lograr la paz en Siria".

"¿Qué hicieron el resto? Quienes apoyaron a los terroristas no pueden reclamar que luchan contra el terrorismo", apuntó.

En la citada reunión en Riad, el presidente de EU, Donald Trump, afirmó que todas las naciones tienen que "trabajar para aislar a Irán y sus fondos que financian el terrorismo".

Por su parte, el rey saudí, Salman bin Abdelaziz, denunció que las autoridades iraníes son las promotoras del terrorismo global.

Irán y Arabia Saudí, las potencias chií y suní que luchan por la influencia regional, no mantienen relaciones diplomáticas desde enero de 2016 y apoyan a bandos rivales en los conflictos de Siria y el Yemen.

jamj