Irak lanza ofensiva para recuperar control de Tikrit

El ejército iraquí lanzó una ofensiva para recuperar la ciudad de Tikirt controlada por el Estado Islámico. La ONU proporcionará ayuda humanitaria a miles de desplazados
Militares iraquíes lanzan ofensiva para recuperar la ciudad de Tikrit
Militares iraquíes lanzan ofensiva para recuperar la ciudad de Tikrit (Reuters)

Bagdad, Irak

El Ejército iraquí lanzó hoy una ofensiva para arrebatar a los yihadistas la ciudad de Tikrit, al norte de Bagdad, que frenó horas más tarde debido a la colocación de explosivos en sus alrededores por parte del Estado Islámico (EI).

Las tropas detuvieron su avance tras haberse hecho con el control de la carretera que conecta con uno de los accesos, el que corresponde al frente de la localidad de Al Auya, población natal del expresidente iraquí Sadam Husein, ubicada a 10 kilómetros al sur de Tikrit.

Sin embargo, una fuente de seguridad dijo que el EI sigue dominando los otros dos frentes y accesos, situados en las zonas de Shagarat al Dur (oeste) y Al Dayum (noreste).

La misma fuente agregó que el Ejército continúa bombardeando posiciones del EI en Tikrit.

"El proceso de liberación necesita más tiempo, debido a que los yihadistas han colocado gran cantidad de artefactos explosivos en los accesos a la ciudad. Liberaremos Tikrit cueste lo que cueste", afirmó el portavoz del Ejército, Qasem Ata, que calificó la operación de "exitosa".

Añadió que han detenido su avance también por la presencia de francotiradores en las azoteas de los edificios.

Además, las fuerzas mixtas iraquíes y kurdas desactivaron también hoy cuatro barriles y 140 explosivos colocados por los yihadistas en las compuertas y alrededores de la presa de Mosul (norte).

Ayer, Ata aseguró que esas fuerzas mixtas, con apoyo aéreo estadounidense e iraquí, arrebataron la estratégica instalación hidráulica al EI, después de duros combates.

La recuperación de Tikrit, capital de la provincia de Saladino, es de vital importancia para las fuerzas iraquíes, que intentan frenar el avance del EI desde el norte (donde controla Mosul, capital de la región de Nínive) hacia Bagdad y los santuarios chiíes de Kerbala y Nayaf, en el sur del país.

En los últimos días, las fuerzas iraquíes han logrado frenar a los insurgentes suníes y recuperar varias posiciones importantes en el norte del país, gracias sobre todo a la colaboración con las fuerzas kurdas y al apoyo aéreo de Estados Unidos.

Sin embargo, la ofensiva yihadista -iniciada el pasado 8 de junio- ha provocado el desplazamiento de cientos de miles de personas, en su mayoría cristianos y de la minoría kurda yazidí, hacia tierras más seguras, como Erbil, capital de la región autónoma del Kurdistán iraquí, protegida por los "peshmergas", como también se denomina a las fuerzas kurdas iraquíes.

ONU proporcionará ayuda humanitaria

Con el fin de ayudar a esos desplazados, Naciones Unidas iniciará mañana una operación especial por tierra, mar y aire.

"La situación es desesperada para aquellos que no cuentan con un lugar de cobijo apropiado, la gente lucha por encontrar alimentos y agua para alimentar a sus familias", dijo un portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que estará a cargo de la operación humanitaria.

El organismo también está colaborando con las autoridades del Kurdistán, adonde huyó al menos la mitad de los desplazados.

Un puente aéreo de cuatro días entre Aqaba, en Jordania, y Erbil dará el pistoletazo de salida a esta operación de ayuda, una de las más importantes de los últimos años por su magnitud, según el portavoz del ACNUR, Adrian Edwards.

También a Erbil viajará mañana el primer ministro italiano, Matteo Renzi, para reunirse con el presidente kurdo, Masud Barzani.

Antes de volver a Roma, Renzi visitará Bagdad, donde mantendrá varios encuentros con el nuevo presidente del país, Fuad Masum, y los primeros ministros entrante y saliente, los chiíes Haider al Abadi y Nuri al Maliki, respectivamente.