Corte Suprema pone a Pérez Molina más cerca de ser juzgado por corrupto

El máximo tribunal del país centroamericano dió hoy trámite "por unanimidad" a la solicitud de antejuicio para investigar a Otto Pérez Molina, acusado de corrupción; el Congreso formará una ...

Ciudad de Guatemala

La Corte Suprema de Guatemala resolvió hoy "por unanimidad" dar trámite al pedido de antejuicio contra el presidente del país, Otto Pérez Molina, con el que se busca que se le retire la inmunidad para que sea investigado por su supuesta implicación en un caso de corrupción, informó a Efe una fuente oficial.

El antejuicio fue solicitado el pasado viernes por la Fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), con el argumento de que tienen indicios que vinculan a Pérez Molina con una red de defraudación aduanera conocida como "La Línea". Pérez Molina fue acusado la semana pasada de liderar la poderosa mafia aduanera junto con su ex vicepresidenta, Roxana Baldetti, quien fue arrestada por el caso.

El vocero de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Ángel Pineda, dijo a Efe que la resolución de dar luz verde al antejuicio se adoptó por unanimidad de los trece magistrados del Supremo, que hoy celebraron un pleno extraordinario con el único fin de conocer dicha solicitud.

Los magistrados esgrimieron que, en virtud de los documentos presentados por el Ministerio Público (MP-Fiscalía) y la CICIG, había "información" que establecía una "posible vinculación" del presidente con "La Línea". "Hay circunstancias que vislumbran la relación como posible", sostuvo Pineda, quien agregó que, por este motivo es "importante" que se realicen las pesquisas oportunas.

En cuanto se cumplan los trámites legales oportunos el expediente se trasladará al Congreso de la República, que deberá designar una comisión investigadora para que determine si hay o no indicios suficientes para retirar la inmunidad al mandatario y presentar un informe al pleno.

El atomizado Congreso, donde ninguna fuerza tiene mayoría, formará el jueves una comisión para decidir si hay indicios suficientes para retirar la inmunidad al presidente, lo que debe ser aprobado por más de dos tercios de la cámara legislativa, es decir 105 de los 158 diputados del pleno parlamentario, para levantar la inmunidad al mandatario.

Pérez Molina ya superó un pedido de antejuicio al que dio trámite el Supremo. El Congreso rechazó a mediados de este mes levantar la inmunidad al mandatario guatemalteco, lo que impidió que fuera investigado tanto por el caso de fraude aduanero como por una corruptela en el Seguro Social.

El anuncio del máximo tribunal aumenta la presión sobre Pérez Molina, quien ha negado las acusaciones y asegura que no va renunciar pese a las protestas y a que al menos cinco de sus ministros, incluidos los de Economía y Finanzas, y otros cercanos colaboradores dimitieran para separarse del escándalo.

Las investigaciones del Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), apoyada por la ONU, apuntan a que Pérez Molina y Baldetti dirigían La Línea, un grupo criminal que cobraba sobornos por el paso de mercancías importadas sin pagar los impuestos correspondientes.

El caso ha sacudido el panorama político de la mayor economía de Centroamérica a días de las elecciones del 6 de septiembre, para las que los sondeos no dan a ningún candidato ganador con más del 50 por ciento, por lo que habría que realizar una segunda vuelta el 25 de octubre.

El empresario opositor Manuel Baldizón, cuyo candidato a vicepresidente también enfrenta acusaciones de corrupción de la CICIG, y el humorista y actor Jimmy Morales son los mejores situados en las encuestas, seguidos por la izquierdista Sandra Torres, ex esposa del ex presidente Álvaro Colom.