Inundaciones en EU dejan al menos cinco muertos

El Servicio Nacional del Clima advirtió a residentes de Carolina del Sur, sobre intensas lluvias que podrían provocar nuevas inundaciones "catastróficas" y repentinas en las próximas horas.

Estados Unidos

Residentes de la costa este de Estados Unidos esperan hoy intensas lluvias por segundo día consecutivo, en especial en Carolina del Sur, donde las precipitaciones del viernes y sábado fueron consideradas un evento que solo ocurre una vez cada 200 años.

Las lluvias han provocado al menos cinco muertes desde el pasado viernes cuando la lluvia comenzó a azotar partes de la costa este, provocadas por una corriente de humedad tropical procedente del Mar Caribe y del Atlántico occidental.

El Servicio Nacional del Clima (NWS) advirtió a residentes de los condados de Charleston y Berkeley, en Carolina del Sur, de esperar inundaciones "catastróficas" y repentinas en las próximas horas, por lo que los exhorto a buscar lugares altos más adecuados.

En un mensaje de Emergencia Civil, las autoridades solicitaron a los 4.8 millones de residentes de Carolina del Sur, permanecer en sus casas o en los sitios en los que se encuentran y no intentar aventurarse a pasar por las fuertes corrientes de agua en las calles.

El Departamento de Bomberos de Columbia, Carolina del Sur, advirtió sobre el rompimiento de varias cortinas de represas.

En su página de Twitter, el departamento dijo que las represas de Arcadia Lake, Lake Forest y el Lago Dogwood se han visto afectadas en su estructura.

El Departamento de Bomberos de Charleston informó que unas 37 personas fueron rescatadas de las crecidas de las aguas en Charleston a lo largo de la noche del sábado.

Karen Brack, jefe de bomberos de Charleston dijo que espera que ese número aumente ya que los residentes se despertaron y se dieron cuenta de que están atrapados en sus casas.

Una situación similar fue reportada también por el Departamento de bomberos de Columbia, Carolina del Sur, que ha sido "abrumado" por las llamadas de ayuda.

El presidente Barack Obama ha declarado una emergencia en Carolina del Sur, que autoriza la ayuda federal en previsión de recuentos de más de 38 centímetros de lluvia.

El NWS registró acumulaciones de más de 27 centímetros de lluvia en el aeropuerto de Charleston a lo largo del sábado y se espera que casi una cantidad similar vuelva a caer antes de que cesen las lluvias.