Activistas exigen seguridad tras muerte de trabajador

La Coalición para la Seguridad Salud Laboral exigirá en una marcha en Los Ángeles que no haya más muertes ni lesionados, luego de la muerte de un trabajador atrapado en un horno en el 2012.
Planean resaltar los aportes laborales de inmigrantes sin autorización en el país.
En la marcha se resaltarán los aportes laborales de inmigrantes indocumentados en el país. (Reuters)

Los Ángeles

Activistas exigieron el martes más protecciones laborales en centros de trabajo, un día después de que la procuraduría del condado de Los Ángeles acusara a una empresa de atún de violar medidas de seguridad que causaron la muerte de uno de sus empleados en un horno.

"No muertes, no lesiones. Punto. Esa es la meta que tenemos", dijo en conferencia de prensa Jorge Adrián Cabrera, director de la Coalición para la Seguridad Salud Laboral, grupo regional formado por sindicatos y centros laborales.

El pedido de mejoras ocurrió el mismo día que la empresa Bumble Bee Foods LLC dijo que estaba en desacuerdo con los cargos presentados por la procuraduría y que explorando sus opciones legales.

"Seguimos devastados por la pérdida de nuestro colega José Melena en el accidente trágico que ocurrió en nuestra fábrica en Santa Fe, en octubre del 2012", dijo la compañía en un comunicado.

Melena, de 62 años, murió tras quedar atrapado dentro de un horno para esterilizar latas de atún. Sin darse cuenta de que estaba adentro, sus compañeros metieron toneladas de atún, cerraron la puerta y prendieron el horno durante dos horas. Durante este lapso, la temperatura en el horno subió a alrededor de 270 grados Fahrenheit (132 centígrados).

El gerente de seguridad Saúl Florez, el director de operaciones de la planta Angel Rodríguez y la empresa fueron acusados de tres cargos cada cual de violar regulaciones de seguridad y salud causantes de muertes.

Los acusados serán instruidos de cargos el 27 de mayo en una corte de Los Angeles.

"Tomamos la seguridad laboral muy en serio", dijo en un comunicado la fiscal de distrito del condado de Los Ángeles Jackie Lacey. "Aunque la investigación de Bumble Bee ocurrió en el 2012, este caso representa nuestro compromiso para proteger trabajadores de prácticas laborales ilegales - y potencialmente mortales".

En el 2013 ocurrieron casi 4 mil 600 muertes relacionadas a lesiones o accidentes laborales, de acuerdo con cifras del 2015 de la Oficina de Estadística Laboral.

La conferencia de prensa también marcó el inicio de una serie actividades en el área de Los Ángeles para resaltar peligros y violaciones laborales. Los derechos laborales de trabajadores también serán destacados el viernes, durante una marcha que se realizará en el centro de Los Ángeles.

La marcha es respaldada por organizaciones pro inmigrantes, que planean resaltar los aportes laborales de inmigrantes sin autorización en el país.