Mexicano se refugia en iglesia de EU para evitar deportación

Funcionarios de inmigración aseguraron que no pretenden arrestar a personas buscadas por delitos de inmigración en iglesias, a menos que hayan cometido delitos graves.
Arturo Hernández García recibió refugio en la iglesia First Unitarian Society de Denver para evitar la deportación.
Arturo Hernández García recibió refugio en la iglesia First Unitarian Society de Denver para evitar la deportación. (AP)

Denver, EU

Un mexicano que se refugió en el sótano de una iglesia en Denver para evitar la deportación dijo que está preparado para quedarse allí todo el tiempo que sea necesario con tal de obtener la libertad de vivir en Estados Unidos.

Arturo Hernández García, que es un contratista, recibió refugio en la iglesia First Unitarian Society de Denver. Funcionarios de inmigración dicen que no pretenden arrestar a personas buscadas por delitos de inmigración en lugares delicados como iglesias, a menos que hayan cometido delitos graves.

Hernández dijo que Estados Unidos debería darle la bienvenida a gente dispuesta a trabajar duro, incluso si carece de autorización para vivir en el país.

"Creo que mi caso representa a las 10 millones de personas que han venido a este país sin documentación ni papeles", afirmó dentro del templo.

Hernández mostró una cama matrimonial con un cobertor imitación piel de cebra, un sofá, una mesa, un calentador y una televisión que forman su habitación. Tiene acceso a una ducha y a una despensa abastecida con alimentos donados.

Indicó que no cree que muchos inmigrantes busquen asilo, debido a las condiciones espartanas de vivienda y las restricciones que podrían mantenerlo dentro del edificio durante meses mientras la Iglesia lucha por su libertad.

Hernández reconoció que se peleó con otro contratista mientras colocaba loseta en un piso. Fue arrestado y absuelto posteriormente cuando fue a juicio. La orden de deportación llegó después de su arresto, y anteriormente este mes se solicitó que fuera expulsado del país.

El inmigrante mexicano dejó a su esposa y dos hijos y se mudó al sótano de la iglesia el martes de la semana pasada. Su familia acude a visitarlo casi todos los días.

Jennifer Piper, coordinadora de una red nacional de iglesias que respaldan u ofrecen refugio, dijo que ha habido diversas personas que han solicitado asilo en los últimos años después de que el gobierno federal decidió aplicar medidas enérgicas contra los inmigrantes no autorizados.

El pastor Mike Morran dice que él pudiera estar violando la ley por ofrecer refugio, pero que planea seguirlo ofreciendo hasta que cambien las leyes de inmigración.