NY 'saca' de su presupuesto 'Dream Act'

El 'Dream Act'  consiste en apoyos económicos a jóvenes migrantes con un buen desempeño escolar. Otros estados, como Texas y California, han adoptado versiones de ésta.
Estudiantes indocumentados se han manifestado por la falta de apoyo del gobierno de Estados Unidos
Estudiantes indocumentados se han manifestado por la falta de apoyo del gobierno de Estados Unidos (Reuters)

Nueva York

El presupuesto del estado de Nueva York, firmado hoy por el gobernador Andrew Cuomo, excluyó de su versión final los apoyos financieros para estudiantes indocumentados en la entidad, conocidos como 'Dream Act'.

Los apoyos financieros para los estudiantes indocumentados, que debían demostrar tener buenas calificaciones y haber ingresado al país cuando eran menores de 16 años de edad, habían sido previamente aprobados en el presupuesto de la Cámara de Representantes estatal.

La disposición fue eliminada del presupuesto aprobado por el Senado con el voto de dos senadores demócratas, Ted O'Brien y Simcha Felder, así como de los 29 congresistas republicanos representados en la Cámara Alta estatal.

La exclusión del 'Dream Act' del estado causó agudas críticas de parte de grupos civiles en contra de Cuomo y de los senadores que decidieron eliminar el apoyo a inmigrantes sin documentos para que pudieran continuar sus estudios universitarios.

Steven Choi, director de la Coalición para la Inmigración de Nueva York, manifestó que el gobernador Cuomo y los senadores que votaron contra la iniciativa “desperdiciaron la valiosa oportunidad para asegurarse de que el estado de Nueva York continúe siendo un faro de oportunidad para todos”.

Por su parte, Alexis Guerrero, estudiante de 16 años en el condado de Queens, expresó que la exclusión del presupuesto dejará a muchos estudiantes “en el limbo, inciertos sobre si alguna vez serán capaces de asistir a la universidad”, de acuerdo con el grupo Se Hace Camino Nueva York.

Según un estudio difundido el año pasado por la oficina del contralor de Nueva York, este apoyo generaría amplios beneficios económicos para el estado, incluyendo mayores pagos de impuestos, lo que superaría cualquier costo de corto plazo.

De haberse aprobado, Nueva York se uniría a los estados de Nueva Jersey, California, Texas y Nuevo Mexico, que cuentan con versiones del 'Dream Act'.