• Regístrate
Estás leyendo: Infanta Cristina niega versión sobre título; dice que renunció
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 18:08 Hoy

Infanta Cristina niega versión sobre título; dice que renunció

Miquel Roca, abogado de la infanta, desmitió que el rey Felipe le quitara el título a su hermana, pues aseguró que la idea de la renuncia a éste fue de su clienta.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

El rey de España, Felipe VI, y su hermana Cristina se enzarzaron en una discusión pública sobre cómo y cuándo se decidió revocar el título de los duques de Palma al matrimonio Urdangarin.

Ayer, el palacio de la Zarzuela adelantó que el Boletín Oficial del Estado (BOE) anulaba el título nobiliario a la infanta por decisión expresa del monarca. Horas después, el abogado de Cristina, Miquel Roca, explicó que la idea de la renuncia fue de ella y que incluso le escribió a su hermano una carta el pasado 1 de junio de su puño y letra en la que solicitaba a Felipe la revocación del ducado.

Ante estas declaraciones, que restaban contundencia a la decisión de Felipe VI ante su hermana, quien deberá sentarse en el banquillo de los acusados por estar imputada por dos delitos fiscales en el "Caso Nóos", fuentes de la Zarzuela desmintieron a Roca y aseguraron que esa misiva llegó por fax después de que el rey comunicó a Cristina que el BOE publicaría la revocación de la distinción nobiliaria.

Estas fuentes aseguraron que la carta sí pone fecha de 1 de junio, pero insisten en que se recibió después de la conversación. El abogado declaró que la infanta había "manifestado esta voluntad de renuncia desde hace días" y que así lo había expresado en la carta, que escribió de su puño y letra.

Roca indicó que su clienta mostró su deseo de despojarse del título "en el momento en que ha creído que no tenía ningún tipo de sentido mantenerlo, y que esto podía generar un tipo de polémica social de la que ella quiere estar alejada". También reconoció que Cristina está "disgustada" por esta renuncia porque el título es algo que "tenía un valor afectivo" para ella, tomando en cuenta que le fue otorgado por su padre el Rey Juan Carlos de Borbón.

El letrado aseguró que la renuncia de ninguna manera afecta al caso ya que "la Administración de Justicia no opera en función de títulos". Aseveró que la infanta le consultó si dicha renuncia podía perjudicarla en la instrucción judicial, pero Roca le indicó que "no tiene trascendencia" ni consecuencias procesales.

La decisión del monarca de despojar del ducado a su hermana llegó apenas una semana antes de que el reinado de Felipe VI cumpla su primer aniversario. En su discurso de proclamación, se comprometió a hacer más ejemplar a la institución porque así lo demandan "con razón" los ciudadanos.

El juez José Castro mantuvo la imputación de la hermana del rey por dos delitos fiscales al considerarla cooperadora necesaria en la defraudación de 330 mil euros en las declaraciones de renta del 2007 y el 2008 de su marido Iñaki Urdangarin.

El matrimonio se sirvió de la empresa Aizoon, que los duques comparten al 50%, y recibió fondos desviados desde el Instituto Nóos por negocios ilícitos de más de seis millones de euros con las administraciones de las Islas Baleares, Valencia y, en menor medida, Madrid. La Fiscalía pide 19 años de cárcel para Urdangarin y la acusación particular ocho para la Infanta.

El deterioro

En los últimos tres años en los que el "Caso Nóos" ha supuesto un "martirio" para la institución -como lo definió en su día el anterior jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno- lo cierto es que la institución se fue apartando progresivamente de la infanta Cristina.

En noviembre de 2011 del escándalo en torno a los negocios presuntamente irregulares de Urdangarin fue la desaparición de los duques de Palma de los actos oficiales de la familia real.

Oficialmente solo se anunció que Urdangarin quedaba apartado de la agenda por su comportamiento "no ejemplar", pero desde ese mismo momento la infanta Cristina también quedó apartada de facto de los actos oficiales, si bien se dejó ver con su familia cada vez que su padre fue ingresado en el hospital para sus diversas operaciones.

Mientras Juan Carlos se mantuvo al frente de la Corona, a lo largo de toda la investigación del “Caso Nóos”, Zarzuela marcó diferencias claras entre Urdangarin y la Infanta, en torno a la cual cerró filas.

El Rey se implicó en la defensa de su hija, con la que consensuó la elección de sus abogados: el ex secretario general de Convergencia Democrática de Cataluña Miguel Roca, amigo del monarca desde los tiempos de la Transición.

La llegada al trono de Felipe VI supuso, además de la salida de la infanta Cristina -al igual que la infanta Elena- de la familia real, un cambio en la reacción de la institución respecto del "Caso Nóos".

Desde hace tres años, Cristina y Felipe no mantienen ninguna relación y el rey en todo momento ha evitado encontrarse con ella, al igual que su esposa la reina Letizia.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.