• Regístrate
Estás leyendo: Infanta Cristina será imputada por blanqueo y delito fiscal, afirma diario español
Comparte esta noticia

Infanta Cristina será imputada por blanqueo y delito fiscal, afirma diario español

El periódico conservador El Mundo asegura en su edición digital que el juez Castro ultima el auto contra la hermana del Rey al que se opone la Fiscalía, mientras su marido, Iñaki Urdangarin, pide declarar para inculparse y exonerar a su mujer, los

Publicidad
Publicidad

La Infanta Cristina de Borbón será imputada, lo más probable, el próximo miércoles, afirma el diario español El Mundo en su página web. El juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha tomado ya la decisión ,según el diario derechista, de imputar a la Infanta Cristina por blanqueo de capitales y cooperación en los dos delitos fiscales cometido spor su marido en 2007 y 2008.

Estos dos delitos comportan, según el diario, penas de hasta once años de cárcel, seis el de blanqueo de capitales y cinco el de cooperación en un delito contra la Hacienda Pública. A pesar de que el hermetismo del magistrado es total, su intención es clara para la Fiscalía, afirma el diario: llevar ante la justicia a la hermana del rey Felipe VI.

Sin embargo, la resolución podría tener que retrasarse de nuevo si como se comenta en ámbitos jurídicos, el marido de la infanta, el ex balonmanista Iñaki Urdangarin, pide declarar para autoinculparse y exonerar a su mujer. El Mundo califica además en su editorial el procesamiento como "ejemplo de normalidad democrática".

El magistrado, afirma El Mundo, "imputó y tomó declaración a la hija menor de Don Juan Carlos por un delito fiscal y otro de blanqueo de capitales al entender que se lucró con los fondos de Aizoon, la sociedad que compartía con Iñaki Urdangarin. La versión que dio Doña Cristina al juez es que desconocía todo respecto del dinero que entraba en su casa porque confiaba en su marido".

"Ya dijimos en su día", afirma el periódico, "que esa justificación nos parecía inverosímil". El diario recuerda que el juez le realizó más de 400 preguntas en el interrogatorio de febrero y la Infanta se excusó la mayoría de las veces con un «no sé», «no me consta» o «no recuerdo».

"Si bien la imputación por delito fiscal genera dudas, y ahí la Fiscalía y la Agencia Tributaria respaldan con sólidos informes la tesis de los abogados de Doña Cristina, hay pocas dudas respecto a la posible comisión de delito de blanqueo, sin prejuzgar, evidentemente, cuál sea el dictamen definitivo de la Justicia", asegura El Mundo.

El diario califica la instrucción del magistrado de "rigurosa", sometido a grandes presiones y con las oposición a sus tesis de la Fiscalía y de Hacienda. Cuando la Audiencia de Palma revocó sorprendentemente la primera imputación de la Infanta por una supuesta falta de motivación, Castro, lejos de dar un paso atrás, elaboró un minucioso auto de 227 folios que evitó nuevos intentos de cortocircuitar la instrucción", resalta El Mundo.

"En medio de las dificultades, el magistrado ha hecho prevalecer la independencia de la Justicia y ha hecho posible que la hija del Jefe del Estado sea tratada ante los tribunales como un ciudadano más. Por otra parte, ha tenido la elegancia de esperar a que se produjera la proclamación del nuevo Rey para finalizar la instrucción", apunta el editorial.

El diario asegura que "en contraposición, quedan en evidencia todos los que trataron de echar tierra sobre el asunto y se empecinaron en negar la realidad con la absurda creencia de que de esa forma bilndaban la imagen de la Monarquía. Su resistencia y oposición a que el caso se resolviera con naturalidad acabó multiplicando el escándalo y erosionando aún más la imagen de la institución".

Con el relevo en el Trono, el caso Urdangarin deja de inquietar en La Zarzuela. Doña Cristina ya no forma parte de la Familia Real y no representa a la Corona. Su título de Infanta, que es vitalicio, sólo tiene valor honorífico. Una de las ventajas que para la institución tiene la llegada de Felipe VI es que le permite romper con el pasado.

El diario conservador recuerda que "siendo aún Príncipe, Don Felipe dejó muy clara cuál era su opinión sobre los manejos de Urdangarin, con el que no mantiene desde hace tiempo relación. La ausencia de Doña Cristina de todos los actos de la proclamación es un síntoma claro de la decisión del Rey de iniciar «una nueva Monarquía para un tiempo nuevo», donde la ejemplaridad sea una de las razones de ser de la Corona".

"El procesamiento de la Infanta, en definitiva, es una muestra de normalidad democrática y permite que se cumpla la máxima que expresó Don Juan Carlos en su mensaje navideño de 2011 a los españoles: 'La Justicia es igual para todos'", concluye El Mundo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.