Rechaza Escocia la independencia en referéndum

Con los votos escrutados de 31 de las 32 circunscripciones, el “NO” a la independencia ganaba con el 55,42% de los votos frente al 44,58% obtenido por los independentistas.
Opositores a la independencia celebran en la capital escocesa.
Opositores a la independencia celebran en la capital escocesa. (AFP)

Edimburgo

Escocia rechazó la independencia y seguirá en el Reino Unido, un resultado que causará alivio en Londres pero también en Madrid, según los resultados divulgados este viernes.

Con los votos escrutados de 31 de las 32 circunscripciones, el NO a la independencia de Escocia ganaba con el 55,42% de los votos frente al 44,58% obtenido por los independentistas.

Alex Salmond, el líder de los independentistas, reconoció su derrota.

"Es importante decir que nuestro referéndum fue un proceso pactado y consentido, y Escocia ha decidido por mayoría que en este momento no va a ser un país independiente", dijo Salmond, jefe del gobierno escocés, ante sus simpatizantes en Edimburgo.

El campo del "Sí" lo había encomendado todo a una amplia victoria en Glasgow pero el margen fue de 54,5% a 46,5%. La participación en la capital industrial fue del 75%, nueve puntos menos que la media (84%).

El primer ministro británico, David Cameron, también dijo en su página oficial de Twitter: "He hablado con Alistair Darling (jefe de la campaña del NO) y le he felicitado por la buena campaña".

Tal y como se esperaba, Edimburgo votó en contra de la independencia y Glasgow a favor, pero los independentistas necesitaban una diferencia mucho mayor en esta última para invertir una tendencia que les fue adversa desde que empezaron a anunciarse los resultados.

En total, 4,3 millones de electores mayores de 16 años, incluidos extranjeros residentes en Escocia, se registraron para votar (de una población de 5,3 millones).

El debate sobre poner punto final o no a 307 años de historia común ha levantado pasiones.

El temor al impacto económico de la separación, alimentado por el traslado a Londres del domicilio social de bancos como Royal Bank of Scotland en vísperas del referéndum, acabó frenando la opción independentista.

Se espera que el primer ministro David Cameron se dirija en breve al país para valorar unos resultados que de haber sido los contrarios le podían haber costado la cabeza.

Pero en vísperas del referéndum, David Cameron, conservador, su aliado gubernamental, el liberal Nick Clegg, y el líder de la oposición laborista, Ed Miliband, se comprometieron por escrito a iniciar el proceso de ampliación de competencias este mismo viernes.

"Los nuevos poderes extensos serán concedidos por un proceso y un calendario acordado por nuestros tres partidos, empezando el 19 de setiembre", rezaba el texto.

"Estamos de acuerdo en que el Reino Unido existe para garantizar oportunidades y seguridad para todos compartiendo nuestros recursos equitativamente entre las cuatro naciones", Inglaterra, Irlanda del Norte, Gales y Escocia, continúa el texto.