Juez ordena a ANP pagar indemnización por víctimas de atentados en Israel

Las indemnizaciones de cada uno de los demandantes varía desde el millón de dólares hasta los 25 millones; se trata de una batalla legal que ha durado cerca de una década. 
El abogado defensor por parte de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Mark Rochon, sale de la Corte Federal de Manhattan luego que el jurado dictara sentencia.
El abogado defensor por parte de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Mark Rochon, sale de la Corte Federal de Manhattan luego que el jurado dictara sentencia. (Reuters)

Nueva York

Un jurado federal de Nueva York ordenó a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y a la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) el pago de más de 218 millones de dólares a víctimas estadunidenses de varios atentados registrados en Israel entre 2002 y 2004.

El tribunal considera que las dos entidades tuvieron responsabilidad en los ataques, dando la razón a un grupo de víctimas estadunidenses que reclamaron ser compensadas por la vía civil.

La compensación económica decidida hoy se triplicará, tal y como establece la legislación estadounidense para actuaciones consideradas terroristas.

Según los documentos hechos públicos por el tribunal, las indemnizaciones en favor de cada demandante varían desde un millón de dólares (que se convertirían en tres millones al aplicarse la doctrina antiterrorista) hasta 25 millones (que aumentarían hasta 75 millones).

El veredicto del jurado pone fin a una batalla legal que se ha prolongado durante cerca de una década y que finalmente llegó a juicio este año en un tribunal de Manhattan.

El pleito fue iniciado por más de cuarenta víctimas estadounidenses de siete ataques perpetrados alrededor de Jerusalén en la segunda Intifada, en los que murieron 33 personas y otras muchas resultaron heridas.

Los demandantes se ampararon en la Ley Antiterrorista de 1991, una ley federal que permite que las víctimas estadounidenses de atentados terroristas internacionales puedan interponer acciones en cortes federales.

La acusación apuntaba a la ANP y a la OLP como responsables de "planear y ejecutar los ataques", algo que las dos entidades negaron en todo momento.

Además, los palestinos defendían que los tribunales estadounidenses no tenían jurisdicción para juzgar lo ocurrido en Medio Oriente.

En un comunicado, la ANP expresó su "decepción" por la decisión del tribunal, que calificó de negativa, y que anunció que recurrirá.

Mientras, el abogado de las víctimas, Kent Yalowitz, dijo a los periodistas que el veredicto envía un mensaje claro: "Si matas o hieres a estadounidenses en un acto de terrorismo, el largo brazo de la Justicia estadounidense irá a por ti".

Según los expertos, la decisión puede abrir la puerta a que más víctimas de atentados busquen reparaciones ante los tribunales del país demandando a organismos que consideren que facilitaron esos ataques.