Incontrolable incendio afecta oriente de Cuba desde el viernes

Las llamas asolan una zona de la provincia de Camagüey, favorecidas por la velocidad del viento y su dirección muy cambiante.

La Habana

Las autoridades cubanas dijeron hoy que “no se logra controlar” el incendio forestal que, sin ocasionar víctimas, asola desde el viernes pasado una zona de la oriental provincia de Camagüey, porque “las condiciones climatológicas son favorables” para su propagación. Más de cien efectivos luchan contra las llamas, que ya han afectado unas tres mil hectáreas de maleza y pastos, y ahora se extienden por una región poblada de pinos, aunque por el momento sin amenazar a ningún centro urbano, informó el Cuerpo de Guardabosques.

Las condiciones son favorables para que las llamas se extiendan, a causa de la velocidad del viento y su dirección muy cambiante, así como a la existencia de suficiente material vegetal, que actúa como combustible fácilmente inflamable por la sequía ambiental, puntualizaron las autoridades. El incendio comenzó el pasado viernes, en un área al nordeste de la localidad de Florida, situada a 530 kilómetros al este de La Habana, y rápidamente se propagó favorecido por vientos de hasta 25 kilómetros por hora.

La zona afectada forma parte de una reserva forestal de de casi 20 mil hectáreas y éste es el octavo incendio que se registra en lo que va de año, según las autoridades de la provincia. Los primeros esfuerzos con resultados favorables fueron para impedir que el fuego se aproximara a la ciudad de Camagüey, capital de la provincia del mismo nombre.

El periodo crítico para la ocurrencia de estos siniestros en Cuba es el comprendido entre el 1 de enero y el 31 de mayo, cuando se registran más del 80 % de los incendios forestales, según el Cuerpo de Guardabosques. Las estadísticas de ese organismo reportaron 342 incendios forestales en 2013 durante ese periodo, los cuales afectaron a 3,895 hectáreas de bosques.