Niño que jugaba con estufa causó incendio en el Bronx

Autoridades de Nueva York dijeron que la madre del niño, de tres años y medio, dejó la puerta del departamento abierta cuando huía de las llamas por lo que el fuego subió rápido por la escalera.

Nueva York

El comisionado del Departamento de Bomberos de Nueva York, Daniel Nigro, dijo que el incendio en un edificio del barrio del Bronx inició cuando un niño jugaba con una estufa en la cocina de un departamento del primer piso.

TE RECOMENDAMOS: Incendio en edificio en el Bronx deja 12 muertos

"Un niño de tres años y medio estaba jugando con los quemadores de una estufa. Al darse cuenta, la madre salió del departamento con sus dos hijos... dejó la puerta abierta así que el incendio subió rápido por la escalera. La escalera actuó como una chimenea", puntualizó.

Nigro explicó que el fuego subió tan rápido que la gente tuvo muy poco tiempo para reaccionar.

"No podían bajar por las escaleras y quienes lo intentaron murieron. Otros fueron auxiliados por nuestros bomberos", enfatizó. "El incendio fue de magnitudes históricas", añadió.

Por su parte, el alcalde Bill de Blasio dijo que los rescatistas salvaron al menos 12 vidas y que los muertos incluyen niñas de uno, dos y siete años, así como un niño de edad desconocida.

Excluyendo los ataques del 11 de septiembre de 2001, fue el incendio más grave desde 1990, cuando 87 personas murieron en un siniestro en el Bronx.

El incendio estalló en la planta baja del edificio de cinco pisos poco antes de las 7 de la tarde y se extendió rápidamente por la estructura centenaria cerca del zoológico del Bronx, causando la muerte de 12 personas.

Thierno Diallo, un guardia de seguridad de 59 años oriundo de Conakry, Guinea, que vive en la planta baja, dijo que estaba durmiendo cuando golpearon a su puerta. Le tomó unos instantes comprender lo que sucedía.

"Escuché a la gente gritar, '¡hay fuego en el edificio!", dijo. "Escuché a alguien, 'fuego, fuego, fuego'".

Salió corriendo a la calle en saco y sandalias.

Algunos inquilinos, una mezcla de neoyorquinos y migrantes latinos y africanos, bajaron por las escaleras de incendio. Pero la propagación de las llamas fue tan veloz que algunos ni siquiera pudieron salir de sus apartamentos.

Una de las preguntas pendientes es cómo se pudieron propagar las llamas tan rápidamente en un edificio de ladrillo construido después de los incendios catastróficos de inicios del siglo XX que llevaron a aprobar leyes más estrictas.

El edificio tenía más de 20 unidades y carecía de dispositivos modernos antiincendio tales como sistemas de riego y construcción interior de acero.

AER