Subestimé el impacto de los 'hackeos': Obama

El presidente de Estados Unidos llama a vigilar una posible injerencia de Vladímir Putin en elecciones europeas con desinformación y ciberataques.
Obama dijo que advirtió a Trump del uso de Twitter porque hay gente que se toma “muy en serio” lo que dice.
Obama dijo que advirtió a Trump del uso de Twitter porque hay gente que se toma “muy en serio” lo que dice. (Joshua Roberts/Reuters)

Washington

El presidente Barack Obama admitió haber subestimado el impacto que la desinformación y la piratería cibernética pueden tener en las sociedades modernas, dos días después de la divulgación de un informe de inteligencia sobre la injerencia de Rusia en las elecciones de Estados Unidos.

En entrevista con la red ABC divulgada anticipadamente, Obama negó haber subestimado al presidente ruso Vladímir Putin, a quien el informe de inteligencia apunta como el responsable de haber ordenado la campaña de desinformación y manipulación para ayudar en la victoria de Donald Trump.

"Pero creo que he subestimado el grado en que, en esta era de la información, es posible con desinformación y ciberataques tener un impacto en nuestras sociedades, nuestros sistemas abiertos", dijo el presidente saliente, para quien esa tendencia "se está acelerando".

El mandatario dijo que ordenó la preparación de ese informe en parte "para estar seguros de que entendemos que esto es algo que Putin ha estado haciendo por algún tiempo en Europa, especialmente en viejos países satélites donde hay muchas personas que hablan ruso, pero de forma creciente en las democracias occidentales".

Obama mencionó elecciones que se avecinan en países europeos y "tenemos que prestar atención" ante la posibilidad de una injerencia. Según el informe, al principio Rusia inició una campaña cibernética para perjudicar la campaña de la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, pero más tarde se convirtió en apoyo de Trump una vez que la victoria del polémico empresario se tornó una posibilidad real. Obama urgió a "desarrollar una estrecha relación con la comunidad de inteligencia", conformada por 17 agencias estadunidenses.

"Si no estamos atentos otros países pueden tener un impacto en el debate político en Estados Unidos de un modo que no podría haber sido en verdad hace 10, 20 o 30 años, en parte debido a la forma en que las noticias se transmiten y en parte a que la gente es escéptica de las principales organizaciones noticiosas", dijo.

Obama estimó también que la decisión más difícil de sus dos mandatos fue la de enviar un refuerzo de 30 mil soldados en 2010 para recuperar la iniciativa en la guerra de Afganistán, iniciada en 2001. "La decisión más difícil fue a mediados de mi presidencia, cuando di la orden de enviar 30 mil soldados adicionales a Afganistán, teniendo en cuenta que hice campaña para poner fin al despliegue masivo de tropas en el extranjero", explicó Obama.

"Pienso que fue la buena decisión porque los talibanes estaban entonces en ascenso, antes de que yo entrara en funciones, en parte porque no prestábamos el suficiente interés a Afganistán como deberíamos haber hecho", dijo Obama.

¿Acaso está decepcionado, después de ocho años, de que los soldados estadunidenses estén presentes no solo en Afganistán sino también en Irak?, le preguntó ABC al presidente. "Sí, pero aprendí que en la guerra contra el terrorismo nunca tendríamos el mismo tipo de victorias decisivas y permanentes como se obtienen en guerras contra países", respondió.

"Por definición, incluso luego de diezmar a Al Qaeda en las Fata (zonas tribales paquistaníes), incluso luego de haber matado a [Osama] Bin Laden, quedan personas que tienen ganas y capacidad de golpear" a EU "si no nos mantenemos vigilantes". Para Obama, la fragilidad de ciertos países como Irak y Afganistán hace necesaria la presencia militar de EU. Hoy hay más de cinco mil consejeros militares de EU en Irak y cerca de 8 mil 400 soldados en Afganistán. "Pero ya no estamos enormemente presentes y hay menos riesgos de que seamos atacados como potencia ocupante", concluyó Obama.

Claves

“Opuestos”

• "Barack Obama señaló en la entrevista con ABC que su sucesor Donald Trump y él son “opuestos en algunos aspectos”, pero reconoció que ambos coinciden en contar con una alta “confianza”.

• ”Entre sus recomendaciones a Trump, Obama destacó que “no se puede gestionar la presidencia como un negocio familiar” y remarcó la importancia de “respetar las instituciones y el proceso”.