• Regístrate
Estás leyendo: Hungría detiene a 60 refugiados
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 18:28 Hoy

Hungría detiene a 60 refugiados

Autoridades en Hungría detuvieron a 60 inmigrantes que ingresaron ilegalmente al país, después de haber dañado la valla que se colocó en la frontera con Serbia; el delito está penado con 5 años.


Publicidad
Publicidad

Hungría detuvo hoy a 60 inmigrantes que ingresaron ilegalmente a este país, tras haber “dañado” la valla en la frontera con Serbia, un delito penado con cinco años de prisión en virtud de la nueva legislación que entró en vigor este martes.

“La policía ha abierto un proceso penal en su contra”, dijo Gyorgy Bakondi, portavoz del primer ministro húngaro, Viktor Orban, en rueda de prensa en la que precisó que 45 inmigrantes fueron detenidos a lo largo de la frontera con Serbia y 15 en el interior de Hungría.

A partir de la medianoche entraron en vigor en Hungría las leyes que prevén penas de hasta tres años de cárcel por cruzar la frontera de forma ilegal y de hasta cinco años si la persona entra al país armada o causa daños a la valla construida a lo largo de los 175 kilómetros con Serbia.

El gobierno húngaro declaró además este martes el “estado de crisis” en dos provincias meridionales fronterizas con Serbia por la llegada de miles de refugiados en las semanas pasadas.

El estado de crisis durará medio año (con la posibilidad de prologarlo) durante el cual el gobierno puede intensificar los controles fronterizos y la policía y el Ejército asumir las tareas de registrar a los solicitantes de asilo.

El lunes, la policía húngara confirmó que nueve mil 380 inmigrantes cruzaron al país desde Serbia, la cifra más alta en un solo día en lo que va de año, según fuerzas del orden.

Para frenar la llegada de refugiados, el gobierno húngaro ha construido una valla de 175 kilómetros en su frontera meridional con Serbia y ha desplegado a unos 900 policías y cuatro mil 300 militares en la región.

Este martes, las autoridades húngaras han rechazado las primeras solicitudes de asilo tras la aplicación de las nuevas restricciones en la frontera y ha devuelto a varios inmigrantes de vuelta a Serbia, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Serbia advirtió este martes que no aceptará a los refugiados que Hungría intente devolverle “a la fuerza”, tras calificar de inaceptable la devolución de inmigrantes por parte del gobierno húngaro.

“No pararemos a nadie a la fuerza en nuestro territorio y por eso tampoco permitiremos a ningún país que devuelva a nadie a la fuerza a nuestro territorio”, dijo el ministro serbio del Trabajo, Aleksandar Vulin.

“Ellos [los refugiados] están en Hungría y esperamos del Estado húngaro que los trate como es debido”, indicó Vulin a la agencia serbia de noticias Tanjug.

Sin embargo, señaló que los refugiados que fracasen en su intento de entrar en Hungría podrán permanecer en Serbia y regresar a los centros de acogida.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.