Huelgas golpean trenes a estadio francés, gobierno no cede

Los sindicatos han puesto la vista en las líneas de tren de corta distancia que conectan el estadio nacional, donde se celebra el partido inaugural del torneo, dentro de una campaña de paros.
Un bombero habla con una mujer herida en choques con la policía durante una protesta contra la reforma laboral en Rennes, noroeste de Francia
Un bombero habla con una mujer herida en choques con la policía durante una protesta contra la reforma laboral en Rennes, noroeste de Francia (AFP)

París

El responsable de Transportes en Francia amenazó el viernes con obligar a los conductores de tren en huelga a volver a sus puestos de trabajo para garantizar el transporte a los aficionados que asisten a la Eurocopa de fútbol, que comienza el viernes.

Los sindicatos han puesto la vista en las líneas de tren de corta distancia que conectan el estadio nacional, donde se celebra el partido inaugural del torneo, dentro de una campaña de paros iniciada hace semanas en contra de los planes de reforma laboral.

Alain Vidalies, secretario de Estado de Transportes, insistió en que el transporte al encuentro estará asegurado.

Sin embargo, cuando se le preguntó si el gobierno utilizaría medidas especiales para obligar a los conductores de trenes a volver al trabajo por motivos de orden público, Vidalies señaló en la radio Europe-1 que si los problemas de transporte empeoran el sábado, "lo haremos".

También el personal de recogida de basuras estaba en huelga en algunos lugares, y los pilotos de Air France tenían un paro convocado a partir del sábado.